Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL EUROPEO

Maradona se despide de Gimnasia con una carta emotiva

Diego Maradona renunció como entrenador de Gimnasia y se despidió con un mensaje emotivo.

Fuente: Twitter oficial de Gimnasia.

La llegada de Diego Maradona a Gimnasia La Plata para ser el entrenador principal sorprendió a propios y extraños. Luego de dirigir a Mandiyú y a Racing mientras estaba suspendido durante su época de jugador, Maradona no había vuelto a entrenar en Argentina más allá de su paso por la selección nacional para ser el técnico en el Mundial de Sudáfrica 2010. Pero su ciclo, aunque emotivo, acabó siendo corto: renunció tras ocho partidos. Diego se despidió del club este martes con una carta emotiva.

«Quería comunicarle a todos que renuncio a mi cargo de director técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata», comienza la carta de Diego publicada hoy en su cuente de Instagram, junto a una foto de la hinchada de Gimnasia con una bandera con su rostro. El exentrenador de la selección argentina fue claro con el motivo de su salida. «Tomo esta decisión con todo el dolor del alma, porque el presidente Gabriel Pellegrino no va a presentarse en las próximas elecciones».

Pellegrino había explicado más temprano que Diego tenía decidido no continuar porque él no se presentará como candidato en las próximas elecciones. «Nos dio un tiempo más en pos de la unidad. En esa unidad seguía trabajando, pero la unidad fracasó», contó el presidente, que al no poder consensuar con la oposición desistió de continuar en el club, algo que sorprendió a Maradona. «Sinceramente me sorprendió que no lo haga. Conversé con él, y luego de escucharlo, tengo que dar un paso al costado», sentenció el ahora exentrenador del Lobo.

Ver esta publicación en Instagram

Quería comunicarle a todos que renuncio a mi cargo de director técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata. Tomo esta decisión con todo el dolor del alma, porque el presidente Gabriel Pellegrino no va a presentarse en las próximas elecciones. Sinceramente me sorprendió que no lo haga. Conversé con él, y luego de escucharlo, tengo que dar un paso al costado. Yo sentí que todos juntos, los empleados del club, mi cuerpo técnico, los médicos, utileros, dirigentes, la gente, y sobre todo estos jugadores, que dejaron la piel en cada partido, estábamos encontrando el camino para que Gimnasia se quede en Primera. Este era el momento de continuar con el proyecto, de buscar los refuerzos necesarios. Por eso mantuvimos la ilusión hasta último momento, porque en cada charla que teníamos con el presi, coincidíamos en que hubiese unidad, para buscar todos juntos el objetivo soñado. Pero lamentablemente no pudo ser. Desconozco el por qué. Ojalá que al que le toque conducir al club, pueda continuar con el trabajo que comenzamos, y logre mantener a Gimnasia en donde merece estar. Sepan que NUNCA voy a olvidar ese primer entrenamiento, cuando volví a entrar a una cancha del fútbol argentino. Les deseo lo mejor, de corazón. Vamos LOBO!!!

Una publicación compartida de Diego Maradona (@maradona) el

«Yo sentí que todos juntos, los empleados del club, mi cuerpo técnico, los médicos, utileros, dirigentes, la gente, y sobre todo estos jugadores, que dejaron la piel en cada partido, estábamos encontrando el camino para que Gimnasia se quede en Primera. Este era el momento de continuar con el proyecto, de buscar los refuerzos necesarios», expuso Diego, que en su paso por el club ganó tres partidos y perdió cinco y aunque pudo hacer reaccionar algo al equipo, no terminó de sacarlo del pozo en el que estaba metido.

Diego mantuvo la ilusión de seguir «hasta último momento, porque en cada charla que teníamos con el presi, coincidíamos en que hubiese unidad, para buscar todos juntos el objetivo soñado. Pero lamentablemente no pudo ser. Desconozco el por qué. Ojalá que al que le toque conducir al club, pueda continuar con el trabajo que comenzamos, y logre mantener a Gimnasia en donde merece estar», deseó Maradona, que se lleva un gran recuerdo del club pese a lo corto del ciclo. «Sepan que nunca voy a olvidar ese primer entrenamiento, cuando volví a entrar a una cancha del fútbol argentino. Les deseo lo mejor, de corazón. ¡Vamos Lobo!».