Ernesto Valverde comienza a soñar con el tridente de la MSG

Fuente: Twitter oficial de FC Barcelona.

El entrenador español del FC Barcelona dialogó con la prensa después de lo que fue el gran triunfo ante el Borussia Dortmund, haciendo alusión al gran partido que vivieron los tres delanteros: Lionel Messi, Luis Suárez y Antoine Griezmann. Cabe destacar que el francés ingresó desde el banco antes de la media hora de juego, debido a una preocupante lesión de su compatriota Dembélé. El joven y talentoso atacante ha conseguido su sexta dolencia muscular en lo que va del 2019 y realmente asusta.

«Hemos tenido muy buenos momentos. Era un partido en el que ambos nos la jugábamos y nuestra intención era sellar el pase a la siguiente ronda, ellos también se la estaban jugando y pensando en el Inter. Hemos estado bien, sobre todo en la presión, con presión alta. Y nuestros delanteros han estado finos en el juego. El equipo ha respondido de la manera esperada y eso es lo bueno. Pudimos dominar el juego en gran parte del mismo», comenzó explicando el entrenador del blaugrana.

«Parecía que con el 3-0 el partido estaba medio terminando y nos hemos descompuesto un poco en ese momento. Fue una desconcentración que no debe volver a pasar. De todas maneras, ellos también hicieron lo suyo para marcar», destacó sobre el gol rival. Además, también habló de la gran la conexión entre Suárez y Messi, por lo que dijo: «Tienen muchas horas juntos, se entienden bien, saben dónde tienen que desmarcarse y pasar, coinciden y aciertan porque además son muy buenos».

Luego, para seguir demostrando su gran alegría por el trabajo que tuvieron los delanteros, Ernesto afirmó que está contento con lo que juntaron Leo y Antoine (el francés anotó su primer gol europeo con la camiseta del Barca, asistido por el argentino): «Messi es un pasador extraordinario, sabe cuándo le tiran un desmarque perfecto. Con Griezmann se puede entender bien porque hace muy buenos desmaques y ahí pueden juntarse la virtud de uno y de otro. Son enormes jugadores todos».

Para finalizar, no pudo guardarse al silencio sobre la lesión de Dembélé y con todos los problemas que ha tenido en este 2019. Es por eso que Valverde reconoció que «es una pena porque estaba bien, y entrenando bien. Vamos a ver, sé que es una lesión de isquiotibiales, desde luego es un contratiempo. él está muy afectado porque son varias lesiones seguidas. Intentamos cuidarlo. Ha hecho un gesto raro y ahí ha venido la lesión. Ojalá pueda recuperarse pronto porque es muy joven».