Manchester United sigue sin poder dar el salto

Twitter oficial del Manchester United

Por la decimocuarta jornada de la Premier League, el Manchester United no pudo con el Aston Villa en el Old Trafford. En un cotejo más disputado que jugado, los de Birmingham se habían puesto en ventaja con un golazo de Jack Grealish. Sin embargo, el conjunto mancuniano lo dio vuelta gracias a Marcus Rashford y Victor Lindelöf. Tyrone Mings puso el 2 a 2 definitivo. De esta forma, los ‘Diablos Rojos‘ permanecen en el noveno puesto, con 18 unidades sobre 42 posibles.

Formaciones

El equipo de Ole Gunnar Solskjaer formó con David De Gea; Aaron Wan-Bissaka, Victor Lindelöf, Harry Maguire, Brandon Williams; Andreas Pereira, Fred, Daniel James, Juan Mata, Marcus Rashford; y Anthony Martial. Por su parte, Dean Smith dispuso a Tom Heaton; Frederic Guilbert, Ezri Konsa Ngoyo, Tyrone Mings, Matt Targett; John McGinn, Douglas Luiz, Conor Hourihane; Anwar El Ghazi, Wesley y Jack Grealish.

El partido

El Manchester United comenzó el encuentro buscando imponer su dominio y aproximándose al área rival. Sin embargo, el Aston Villa sería el que abriría el marcador con un golazo. Un centro de El Ghazi, que cruzó toda todo el ancho de la cancha, le cayó a Grealish. El número diez se acomodó y sacó un derechazo al ángulo para enmudecer el Old Trafford. De esa jugada, el holandés tuvo que irse lesionado y, en su lugar, ingresó Trézéguet.

Tras una gran elaboración de Fred, Martial cruzó un remate y Heaton respondió con firmeza. ‘Los Villanos‘ llegaron al segundo a través del egipcio, pero no fue convalidado por una posición adelantada de Grealish. Los ‘Diablos Rojos‘ no pudieron crear demasiado peligro real para los de Smith. Sin embargo, Rashford se iba a iluminar y, tras un centro preciso de Pereira, estableció el 1 a 1 con un cabezazo al palo y que se desvió en la espalda de Heaton.

En el complemento, los locales salieron más decididos a buscar el tanto que los pusiera en ventaja, y lo encontrarían. A los 63 minutos, nuevamente de un centro en movimiento, Lindelöf se elevó más que todos por el segundo palo y marcó el segundo. No obstante, la alegría les duraría poco. Instantes después, Mings volvió a marcar la paridad en el tanteador con una estupenda volea a quemarropa. El Manchester United lo buscó hasta el final, pero no pudo sumar de a tres y sigue lejos de los primeros puestos.