Más allá de todos los problemas extra deportivos que ha tenido Wayne Rooney a lo largo de su carrera, si hay algo que ha demostrado día tras día es el compañerismo que ha tenido en cada uno de los clubes por los que ha pasado. El delantero inglés ha sido muy querido siempre por sus compañeros en las diferentes entidades, por lo que en las últimas horas ha aparecido una declaración que ha dejado en claro una vez más este tema que lo deja por encima del resto.

Carlos Tévez y Wayne Rooney fueron muy unidos desde el primer día en el que el argentino arribó al Manchester United, donde conciliaron una verdadera relación de amistad, la que hasta el día de hoy continúa a pesar de la distancia. Los dos se complotaron y llevaron a cabo una de las duplas de ataque más importantes y temidas de todos los tiempos, además de tener a un tercer apoyo como Cristiano Ronaldo en su momento. Con Sir Ferguson a la cabeza, sus apellidos quedaron marcados en la historia.

«Yo me identificaba mucho con él por el lugar de dónde salió, que era una zona baja de Liverpool. Siempre peleaba la pelota como si fuera la última, jugaba como yo. Lo sentí muy personal, me veía muy reflejado en él», fue lo que comenzó explicando el actual jugador de Boca Juniors, haciendo foco en las vidas que han tenido que pasar cada uno en sus infancias, donde ambos se vieron introducidos en la pobreza y en las malas situaciones desde muy pequeños, las que los formaron como hombres humildes.

Por ello, el «Apache» contó una anécdota imperdible, donde mencionó lo siguiente: «En las prácticas del Manchester United, aparecía con una Ferrari o un Lamborghini. Todos, hasta el jugador más malo, venía con una Ferrari. Yo aparecía con el Audi que te daba el club y me cargaban todos, como si fuera con un Fiat 600. Entonces empecé a preguntar y este loco de Rooney me dice ‘llevate el Lamborghini’. Fui sin registro, por Manchester, andando en esa nave. Me lo dio».

Desde aquel entonces y con diferentes tipos de situaciones que comenzaron a vivir entre ambos, la relación de Tévez con Rooney se fortaleció aún más y eso se vio reflejado en el campo, donde ganaron la Premier League, UEFA Champions League y el Mundial de Clubes. Juntos formaron un enorme presente, en su momento, en el conjunto de Fergusson y desde aquellos tiempos que no han podido consolidarse una vez más. La rudeza y fortaleza fue única en la década pasada y no ha vuelto a verse por Old Trafford.