Twitter oficial del Inter

Por la decimosexta jornada de la Serie A italiana, el Inter empató 1 a 1 en su visita a la Fiorentina y volvió a ceder la punta del campeonato, esta vez compartida con la Juventus, que le ganó a Udinese. El ‘nerazzurro‘ estuvo arriba en el marcador la mayor parte del cotejo, gracias al temprano gol de Borja Valero. Sin embargo, le perdonó la vida en reiteradas oportunidades al ‘viola‘ y se lo terminó empatando en el tiempo de descuento, a través de Dusan Vlahovic.

Formaciones

El equipo de Vincenzo Montella formó con Bartlomiej Dragowski; Nikola Milenkovic, Germán Pezzella, Martín Cáceres; Pol Lirola, Erick Pulgar, Gaetano Castrovilli, Dalbert, Milan Badelj; Federico Chiesa y Kevin-Prince Boateng. Por su parte, Antonio Conte dispuso a Samir Handanovic; Milan Skriniar, Stefan de Vrij, Alessandro Bastoni; Danilo D’Ambrossio, Matías Vecino, Borja Valero, Cristiano Biraghi, Marcelo Brozovic; Romelu Lukaku y Lautaro Martínez.

El partido

El Inter salió al encuentro conociendo la victoria en primer turno de la Juventus, por lo que sabía que debería quedarse con el triunfo para recuperar la cima de la Serie A. Esa necesidad se iba a volver realidad rápidamente, para fortuna del conjunto milanés. A los ocho minutos, Brozovic la cedió para Borja Valero, que estaba dentro del área. Se sacó a su marcador de encima con un buen enganche hacia adentro y definió al primer palo para establecer el 1-0 contra su ex club.

Instantes después, Lautaro Martínez ensayó una chilena que fue a las manos de Dragowski. La primera llegada de la Fiorentina tuvo lugar a los 14′, cuando Lirola remató a colocar y provocó la estupenda volada de Handanovic. A poco del entretiempo, Brozovic puso a correr a Lukaku, que la jugó al medio para Martínez y, sólo, definió para marcar el segundo. No obstante, el árbitro, a instancias del VAR, anuló el gol por una posición adelantada del belga.

En el complemento, el ‘nerazzurro‘ dispuso de varias ocasiones para cerrar el partido, pero no lo hizo. Por su parte, el ‘viola‘ amenazó en reiteradas oportunidades el arco del esloveno, pero sin demasiadas chances de riesgo. La más clara la tuvo Lukaku, que luchó contra los defensores y sacó un fortísimo zurdazo que contuvo el arquero polaco. Esas pérdidas las iba a pagar caro el Inter. A los 92’, Dusan Vlahovic corrió desde la mitad de la cancha, sin ser molestado por Skriniar, y clavó un golazo para establecer el empate definitivo.