FÚTBOL INTERNACIONALPREMIER LEAGUE

Mourinho: «Si no paramos de regalar goles, será difícil ganar»

El Tottenham tuvo una primera mitad de temporada bastante irregular. En lo que respecta a la Premier League, el conjunto de Londres comenzó con más dudas que certezas y, si bien progresó en algunos sentidos, sus actuaciones todavía no terminan de convencer. Los malos resultados del principio le costaron el puesto a Mauricio Pochettino, quien estuvo durante cinco años en el banco de los ‘Spurs‘. José Mourinho fue el encargado de reemplazarlo.

En sus inicios, el portugués consiguió encadenar una serie de victorias que acomodaron al equipo en la tabla. Sin embargo, a la hora de enfrentar a los más poderosos, le fue mal. Perdió en Old Trafford contra Manchester United y como local frente al Chelsea. En ambos encuentros, fue ampliamente superado por sus rivales. Cumplidas 20 fechas del torneo inglés, los dirigidos por el técnico luso se ubican en la sexta posición, con 30 unidades, a cinco del cuarto puesto.

En lo que respecta a la Champions League, clasificó cómodamente a los octavos de final pero, de igual manera, fue derrotado ambas veces por el Bayern Múnich (incluida una humillante goleada en casa por 7-2 cuando Pochettino todavía era el estratega). Volviendo al ámbito local, el sábado pasado se llevó un decepcionante empate en su visita a Carrow Road. Igualó 2 a 2 contra el último del certamen, Norwich City, y no pudo meter presión a los ‘Blues’.

Lo que dijo Mourinho

El primer partido del Tottenham en el 2020 será frente al Southampton, en St. Mary’s, este miércoles. Antes de medirse ante el conjunto de los ‘Santos’, Mourinho contó sus sensaciones. «Es otro partido difícil y lo repetiré siempre: no hay encuentros fáciles y ellos están en un buen momento, cosechando resultados favorables. Empataron en su último enfrentamiento contra Crystal Palace, pero su racha es positiva y tienen muy buenos jugadores», expresó.

Asimismo, el entrenador luso manifestó su deseo de no regalar más situaciones para los adversarios, teniendo en cuenta lo ocurrido el último fin de semana. «Va a ser más complicado si seguimos dándoles regalos a nuestros oponentes. Si dejamos de servirles los goles, podemos vencer a cualquiera. La forma en que jugamos cuando tenemos la pelota me da la pauta de que somos capaces de triunfar. Pero debemos detener los errores, sino siempre será difícil ganar partidos», sentenció.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar