Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL EUROPEO

Barkley: «No podía patear sin que me doliera el pie»

El mediocampista se recuperó de una larga lesión y, en su vuelta, convirtió el segundo gol del Chelsea en la victoria sobre Nottingham Forest.

Twitter oficial del Chelsea FC

El Chelsea presentó un equipo conformado por titulares y suplentes para debutar en la FA Cup. Por la tercera ronda, derrotó 2 a 0 al Nottingham Forest, equipo del Championship (segunda división), en Stamford Bridge. Los goles fueron obra de Callum Hudson-Odoi y Ross Barkley, ambos, en el primer tiempo. El conjunto de Frank Lampard cosechó su primera victoria en el 2020 y pudo ganar en casa, algo que se le venía negando hacía tiempo. En cuanto a la Premier League, marchan en la cuarta posición, con 36 unidades.

La reflexión de Barkley

El autor del segundo tanto volvió a participar de un partido luego de 11 semanas alejado de las canchas por lesiones. Su último grito había sido en septiembre, hasta que, ayer, Hudson-Odoi mandó un centro y el mediocampista de 26 años solo tuvo que empujarla hacia la red. Después del duelo, reflexionó sobre su regreso: «Se sintió genial estar de vuelta en el campo. Estuve ausente durante un tiempo porque tuve un revés después de lesionarme el pie».

La lucha con la lesión

Asimismo, el volante inglés reconoció que estuvo con molestias hace no mucho y espera poder ganarse la confianza de Lampard, además de poder continuar de la misma manera. «Me dolía hasta hace solo un par de semanas, pero trabajé mucho y estoy muy agradecido por esta oportunidad que me dieron. Se trata de seguir esforzándome día a día durante los entrenamientos y, tal vez, con el gol que anoté, pueda estar más en consideración del técnico», expresó.

La lesión le jugó una mala pasada a Barkley, ya que la sufrió en un período muy bueno, tanto del Chelsea como de la Selección de Inglaterra, a la que fue convocado varias veces. «Es difícil sentarse al costado y ver los partidos. Quería estar dentro, pero no podía, así que fue realmente doloroso. Estaba haciendo todo lo posible para pasar la pelota en el entrenamiento con el pie derecho, pero me dolía tanto que tenía que utilizar el izquierdo. Algunas veces, tuve que abandonar las prácticas», reconoció.

La mentalidad

Los contratiempos físicos suelen estar acompañados por tristezas que suponen un desafío psicológico. Esas cuestiones aumentan la presión al momento de volver y poder rendir como se espera, pero Ross convirtió un tanto y estuvo cerca de hacer otro. «Siempre mantengo mi mente en positivo, porque todos sufren estos problemas. A ningún futbolista le gusta estar en las gradas viendo los partidos, pero hay que aprovechar cada chance que te dan», sentenció.