Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL ESPAÑOL

Ramos rompió un récord en el Real Madrid en la consagración

El capitán anotó el cuarto y decisivo penal en la definición de la Supercopa de España ante el Atlético Madrid.

Web oficial del Real Madrid

La renovada Supercopa de España llegó a su fin y coronó al Real Madrid con su undécimo título en dicho certamen. En el estadio King Abdullah Sports City de Yeda, Arabia Saudita, derrotó por 4 a 1 al Atlético Madrid en la definición por penales, luego de empatar sin goles tanto en los 90 minutos como en el tiempo extra. Dani Carvajal, Rodrygo, Luka Modric y Sergio Ramos convirtieron para el campeón. Saúl Ñíguez y Thomas Partey fallaron para el equipo de Diego Simeone.

El veredicto de Ramos

Los dirigidos por Zinedine Zidane, que entraron a la competencia como terceros de LaLiga 2918/19, tuvieron que afrontar un duro partido, por lo que el capitán expresó su orgullo: «El Real Madrid es el club más grande del mundo, el más laureado y eso es por lo que ha ganado a lo largo de su historia. También, por lo que seguimos haciendo generación tras generación, dejando todo en el campo para intentar sumar muchos más títulos».

El de mayor presencias

El defensor anotó el penal decisivo, que le dio el trofeo al ‘merengue‘, y se transformó en el jugador con más presencias en la Supercopa de España para la institución blanca. Con 14 apariciones, superó a Iker Casillas (13) y dejó aún más atrás a Raúl (12), Sanchis, Hierro y Guti (nueve). «A nivel personal, es un día especial, porque siempre es un reto saber que estás a dos títulos de superar al jugador que más ha logrado en la institución y ojalá pueda sobrepasarlo», manifestó Sergio.

La falta de Valverde

A su vez, emitió su opinión sobre la acción que modificó el desenlace de la final. A menos de cinco minutos de la tanda de penales, Federico Valverde cortó con una dura patada a Álvaro Morata, que se iba sólo de cara al gol. Luego, le dieron el MVP al uruguayo. «Cualquier jugador de nuestra plantilla, si le toca esa situación, antepone el interés del grupo al personal, porque era una jugada que, desgraciadamente, tenía que acabar con una entrada así», determinó Ramos.

La elección del penal

Para finalizar, el capitán del Real Madrid aseguró que no elige qué penal patear pensando en que sería el decisivo. «Siempre tiro el cuarto penal por superstición, no porque haya calculado que podría ser el de la gloria si acababa entrando. El tobillo lo tengo bastante jorobado y tenía un poco de miedo porque, conforme pasaba el tiempo, más se enfriaba y más me dolía. Al final, cuando uno sabe que hay tanto en juego, te olvidas un poco del dolor», sentenció.