Klopp: «Todos sabemos lo que la gente espera de nosotros ante el United»

Twitter oficial del Liverpool FC

El Liverpool FC tendrá un duro encuentro el próximo fin de semana para seguir estirando su impresionante racha de victorias. Luego de vencer al Tottenham como visitante, los ‘Reds‘ recibirán, este domingo, al Manchester United, único equipo que le sacó puntos en la actual Premier League. Por la novena fecha, en Old Trafford, los ‘Diablos Rojos’ ganaban 1 a 0 pero, a cinco del final, Adam Lallana empató el partido y salvó el invicto en el certamen.

El conjunto que dirige Jürgen Klopp volverá a tener toda esta semana para preparar el siguiente duelo, mientras que los de Ole Gunnar Solskjaer deberán enfrentar al Wolverhampton este miércoles, por el replay de la FA Cup. En este sentido, el tiempo vendrá bien a los de Merseyside para recuperar a algunos futbolistas que se mantienen al margen por lesión. Son tales los casos de Dejan Lovren, Joel Matip y Fabinho, que estarán involucrados en los preparativos para el domingo.

La palabra de Klopp

«Realmente, esperaré hasta que entren al campo y alguien me diga que pueden realizar al sesión de entrenamiento completa. Parece que Joel estará dentro y que Fabinho podrá reincorporarse un día después. También existen posibilidades de que pueda estar Dejan», expresó el alemán. Además, agregó: «Significa mucho y es una ayuda muy importante. Veremos qué pasa. Todos sabemos lo que la gente espera de nosotros ante el United».

Los números

El triunfo en Londres del sábado pasado fue histórico, ya que ningún equipo de las cinco ligas más grandes de Europa pudo cosechar 61 puntos en los primeros 21 partidos disputados. Sin embargo, tanto el director técnico como los hinchas, entienden que todavía tienen margen para mejorar de cara al cierre de la temporada. «No podría estar más contento con este presente y con el rendimiento, pero no podemos mentirnos a nosotros mismos», sostuvo el estratega teutón.

El ritmo

Asimismo, Klopp afirmó que el corte en la seguidilla de compromisos hizo que perdieran el ritmo. «Hay partes en las que podemos mejorar. Tenemos que asegurarnos de entender eso y continuar aprendiendo todos los días. Esta vez no fue la intensidad, sino la rotura del ritmo. Estábamos acostumbrados a jugar cada tres o cuatro días. Ahora, algunos de nosotros tuvimos nueve días para descansar. Sí entrenamos, pero no vivimos la intensidad de los partidos», manifestó.