Web oficial del Valencia CF

El Valencia CF venía de conseguir una serie de victorias importantes (una de ellas, ante el FC Barcelona) que lo acomodaron en LaLiga. Sin embargo, no pudo trasladar esa efectividad a la Copa del Rey, torneo en el que defendía el título, y se quedó eliminado en cuartos de final. Su verdugo fue el Granada, que lo derrotó 2 a 1 en el estadio Los Cármenes. Robeto Soldado marcó un doblete para el local (el segundo, de penal, sobre la hora), mientras que Rodrigo Moreno había empatado transitoriamente.

El descargo de Jaume Costa

El implicado en la desgracia del cierre fue Jaume Costa, quien tocó el balón con la mano y, tras la revisión de la jugada, se cobró la pena máxima: «Yo era uno de los que aplaudía la llegada del VAR, pero nos ha perjudicado y esto es lo que nos toca vivir. A veces te favorece y otras, te perjudica. Personalmente, quiero pedir perdón por la acción fortuita, pero que hizo que nos eliminen de la Copa, que para mí era una ilusión. Quería llegar a las semifinales y jugar una final que no pude en mi carrera».

La explicación de la jugada decisiva

Asimismo, el defensor del conjunto dirigido por Albert Celades afirmó que tocó el balón con la mano, pero que la misma la tenía pegada al cuerpo. «Intento explicarle la acción y él me dice que es clarísimo, que tengo la mano despegada. Yo salto con mi marca, noto que me impacta, pero tengo la mano pegada. Es una decisión del árbitro y del VAR. Después va a verla y la tecnología nos demuestra que cuando la van a ver, siempre la pitan», expresó.

Las sospechas

Como el Valencia se quejó a la RFEF por el nuevo formato de la Supercopa, se le preguntó al futbolista si siente que vienen siendo perjudicados intencionalmente. «No lo hablamos en el vestuario, pero yo personalmente llevo tantos años que he visto de todo. Me niego a pensar que nos quieran perjudicar. Hay acciones fortuitas en las que tienen que tomar una decisión en pocos segundos y valoro el trabajo del árbitro, porque es muy complicado. A partir de ahí, pedir perdón. Ahora, a pensar en lo que viene», manifestó.

A su vez, Costa continuó excusándose por la jugada que le dio la victoria al Granada: «Llega un momento en el que es difícil ir a tapar un centro, tener las manos atrás, saltar y no poder empujar un poquito, necesitas de esa picardía que había antes. Es lo que nos toca, aquí tenemos la tecnología y nos tenemos que adaptar. Yo era de los que la pedía y, en esta ocasión, nos ha perjudicado». El próximo sábado, los ‘murciélagos‘ visitarán al Getafe, por LaLiga.