Fuente: Twitter oficial de Granada FC.

El entrenador del Granada, Diego Martínez, se expresó ante los medios de prensa y comentó el disgusto que le dejó la derrota de este fin de semana ante el Atlético de Madrid de Diego Simeone. Luego de una mala racha de resultados muy negativos para el «Colchonero», los tres puntos le llegaron más que positivos. Por eso, el del otro lado, se ha visto preocupado por los suyos y el nivel que se pudo encontrar en el Wanda Metropolitano. Ahora, a levantar cabeza en ambos lugares.

El partido se vio condicionado por el gol pronto, de Ángel Correa, por lo que dijo: «Venir ante estos equipos fuertes… un error condiciona y el partido se puso cuesta arriba. En la segunda parte tuvimos personalidad, valentía. La segunda parte es para sentirse orgulloso. La acción del paradón de Oblak nos habría dado un impulso extraordinario. Lo hicimos todo pero no pudo ser. Yo me centro en el juego. Eso son sensaciones de dentro de los jugadores. Lo cierto es que lo hemos intentado hasta el final».

«Con un gol en contra se pone cuesta arriba, pero eso son sensaciones de los jugadores. Lo hicimos mucho el año pasado. En función de lo que demanda del partido. En la segunda parte, más allá, tuvimos continuidad, recuperamos en campo contrario. Éramos capaces de meternos ahí. En la segunda parte el partido estaba donde queríamos. Más allá del sistema hubo continuidad en la segunda parte, luego la calidad de un centro, un buen remate…», comentó el director técnico.

Además, Diego también comunicó: «Cada vez que hacemos una convocatoria intentamos ganar el partido. No podemos perder jugadores por el camino. Muy comprometidos, pero somos los que estamos. Hacemos el once que entendemos que nos acerca a ganar. Hacemos el once que creemos más adecuado para cada partido. Así tenemos a los dos porteros a tope para competir en lo que viene que es precioso. Hemos fallado y eso se ha notado, tenemos que trabajar».

«En agosto habríamos pensado que estábamos locos para pensar en estar en esta situación. No sé. Espero que no afecte. Nos tenemos que alimentar de la ilusión. Me quedo con la fuerza mental de cada partido. Si el Atlético hace el 2-0 el partido se hubiera roto. Pero es verdad que hemos estado en el partido los 90 minutos. Nos faltó ese gol. Estoy muy orgulloso del equipo. Dar este nivel competivivo hasta el final… cierto que con poco acierto en los metros finales», cerró Martínez.