Diego Simeone

Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, consiguió que lo suyos ganaran nuevamente un partido, luego del 1 a 0 ante Granada de este fin de semana en LaLiga. El gol de Ángel Correa los llevó una vez más a lo que tanto buscaban y no encontraban: el triunfo. La crisis del «Colchonero» era cada vez más grandes y las incógnitas no paraban de llegar, hasta que sumar de a tres. Más allá de que aún están lejos en la tabla, cualquier punto viene bien para cambiar la imagen.

«Hay bastantes situaciones positivas. Necesitábamos ganar ante todo y eso genera ansiedad. Nos encontramos un estadio extraordinario. La gente del Atlético se está portando como lo hizo en casi toda su historia. Entiende las necesidades que el equipo tenía apoyando, alentando. El arranque fue importante e hicimos treinta minutos muy buenos. Luego empezamos a retroceder y caímos en el juego. De todas maneras, creo que es una victoria que ayuda en lo anímico», inició.

«Luego, el vértigo te hace retroceder cada vez más. Había sensación de peligro. Cada contragolpe no lo resolvíamos… pero nos llevamos una victoria que necesitábamos. Más allá del gol, el trabajo. Puede estar mejor o peor pero nunca deja de dejarse el corazón y eso es lo que necesitamos. El rival empezó a crecer. Se situó en nuestro campo. Buscó tener más vértigo. Nosotros cuando fallas un contragolpe, otro… tuvimos una situación importante con Saúl. A partir de ahí, querer ganar. No tuvieron muchas ocasiones», señaló el DT.

Además, Diego también habló de los delanteros en la lista, la pretemporada y la intensidad del duelo: «Teníamos gente para ocupar ese lugar. Teníamos a Saponjic, Ricar, Carrasco, Lemar, Moya… entendíamos que con esos teníamos compensado para poder llevar el partido adelante. El arranque fue lo que buscamos y queremos. Esos veinticinco minutos en los que se veía que el equipo podía hacer daño. Esperábamos un poco más, claro. Bajas por lesión, son algunas de las razones. El primer responsable de lo que pase en el equipo soy yo».

«Este año tenemos dieciséis sin contar la de Costa que es hernia, Trippier que es pubalgia o Joao Félix que es tobillo. El año pasado tuvimos cuarenta y pico y salimos segundos. No es excusa. Así que tranquilos. Varias cosas me pusieron contento por Koke. El respaldo de la afición y que terminó sano. Eso me pone contento por un lado. Lo mejor es escuchar a los médicos. Hasta que el médico no nos informe no puedo hacer nada», cerró Simeone, haciendo referencia a la gran cantidad de lesionados.