Fuente: Instagram Koke

El jugador del Atlético de Madrid, Koke, habló con la prensa luego de lo que fue la victoria de su equipo frente a Granada, lo que los saca de un hueco enorme de derrotas seguidas. De esta manera, con el gol de Ángel Correa, el cuadro del «Cholo» Simeone consigue tomar aire para intentar seguir luchando por salir del abismo. Hasta hace pocos días se habló de que el argentino podría ser reemplazado por otro entrenador, cosa que le mete presión y le ayuda para ser mejor.

Con respecto a la victoria y los malos resultados que habían cosechado anteriormente en LaLiga, el futbolista mencionó lo siguiente: «Estamos contentos por los tres puntos. Llevábamos una racha mala. Años anteriores ganábamos 1-0 y no pasaba nada. Lo que cuenta son los tres puntos. El primer tiempo hicimos un partidazo. En el segundo tuvimos la de Saúl, pero ellos nos apretaron más. También juegan. Lo importante era ganar. Las dinámicas se cambian ganando los partidos».

La ansiedad puede ser perjudicial en estas situaciones, por lo que tiene que reinar la calma y no dejar salir la ira por querer ganar desde el primer minuto. A ningún equipo del mundo le ha ido bien así, por lo que este formuló: «Todos queremos ganar. Llevábamos muchos y había que ganar para coger confianza. Hay momentos en los que nos metemos atrás. Y otras veces que es el equipo rival, que está necesitado de ganar. Es fútbol. Los contrarios suman. Ellos llegaban en una dinámica positiva».

«Sí, llevaba casi dos meses sin jugar… Soy un jugador que necesita estar en contacto con el balón. Me he sentido cómodo. La verdad es que estoy contento por el equipo. Es de agradecer lo que dicen mis compañeros y el entrenador. Sólo quiero ayudar al equipo para ganar el mayor número de partidos. Para mí es increíble el apoyo de la gente. Ha sido difícil estar tanto tiempo fuera. La afición ha estado espectacular por su apoyo a todos cuando llegan los momentos difíciles», acotó Koke.

«Todo el mundo piensa en ello entre la afición, pero hay que pensar en la Liga para jugar la próxima Champions. Que este año no estamos en esos puestos y tenemos que trabajar. El Valencia es un rival directo y es una final. Luego vendrá el Liverpool, será emocionante. Nuestra realidad es competir en LaLiga y ser terceros. Todos queremos ganar LaLiga y todo, pero este año estamos lejos. Lo vamos a intentar como siempre. Ante el Liverpool nos tenemos que quitar presión para pasar la eliminatoria», cerró.