«Este Inter no solo juega bien, también tiene carácter y corazón»

Twitter oficial del Inter

El Inter encendió la Serie A con su triunfo épico en el Derby de la Madonnina. El domingo pasado, luego de irse al descanso perdiendo 0-2, dio vuelta la situación y se lo ganó 4 a 2 al AC Milan. Ante Rebic y Zlatan Ibrahimovic habían puesto en ventaja al ‘rossonero’, pero Marcelo Brozovic, Matías Vecino, Stefan de Vrij y Romelu Lukaku sentenciaron el resultado. Así, los dirigidos por Antonio Conte se subieron a la cima, junto a la Juventus, con 54 puntos.

La palabra de Zamorano

Una ex figura del equipo azul y negro, Iván Zamorano, estuvo presente en el clásico y, como cada vez que vuelve a la ciudad italiana, es bien recibido por la gente. «Mi sentimiento con el Inter nació el día que aterricé en Milán y de ahí nunca paró. Hay algo poderoso que me ata a los colores ‘nerazzurros‘, algo que está en la historia de este club. Carácter, ganas, sufrimiento para ganar: ese es el estilo del Inter, pero también mi historia en el fútbol», expresó.

El derby

A su vez, el chileno dio su opinión de lo ocurrido en el choque contra el AC Milan. «Al final del primer tiempo, todos teníamos ese sentimiento negativo, pudimos haber estado por debajo por más de dos goles. Después, se convirtió en un partido perfecto, con un final muy feliz. Este equipo no solo juega bien, sino que también tiene carácter y corazón. Por eso fue muy bonito. Después de que ganas el Derby de la Madonnina, la gente va más feliz a sus trabajos», manifestó.

Los delanteros

A su vez, aseguró que la hinchada está feliz: «A la afición le gusta este equipo porque mete ganas y pasión. La emoción transmitida en el segundo tiempo fue excepcional. Ahora viene lo difícil: mantenerse arriba, para seguir en ese camino». Además, sobre los atacantes, agregó: «Conte está seguramente feliz con el trabajo de sus delanteros. Yo era generoso y lo daba todo por el equipo, pero Lukaku, Lautaro y Sánchez, cada uno con sus características, también están dando una gran mano».

El duelo contra Napoli

Este miércoles, el Inter jugará el partido de ida por la semifinal de la Copa Italia ante Napoli, rival que le trae buenos recuerdos a Zamorano. «Le convertí el mejor gol de mi carrera. Lo anoté de taco, el 28 de febrero de 1998. Me acuerdo del centro perfecto de Moreiro desde la derecha y mi disparo de taco. Un gol increíble, que no estaba del todo en mis fortalezas: era mucho más fuerte con la cabeza que con los pies, hasta me lanzaba a los balones bajitos. Ese remate fue totalmente inesperado», sentenció.