Twitter oficial del Liverpool

El Liverpool regresó a los entrenamientos luego del receso invernal de la Premier League. En el predio de Melwood, el líder absoluto del certamen realiza los preparativos para visitar al Norwich City, último de la tabla. El conjunto que dirige Jürgen Klopp posee 73 unidades, producto de 24 triunfos y un empate en el presente torneo, y le sacó 22 de distancia al Manchester City. Contabilizando la campaña anterior, lleva 42 partidos invicto en la máxima categoría inglesa.

La admiración por Henderson

En un equipo plagado de puntos altos, uno de los que se destacan es Jordan Henderson, el cerebro de los ‘Reds‘ en la mitad de la cancha. Un ex compañero suyo en el cuadro de Anfield, Rickie Lambert, recordó al mediocampista. «Es brillante, un muchacho encantador. Amaba a Hendo, es un gran profesional. Siempre he sido un gran admirador de él. Cuando lo vi por primera vez, supe que era técnica, física y mentalmente excelente», expresó.

El ex delantero compartió equipo en Merseyside con Henderson en la temporada 2014/15. «Siempre supe que iba a ser muy difícil tomar las riendas que había dejado Steven Gerrard. Sin embargo, él lo manejó brillantemente. Solo mantuvo la cabeza baja, lo atravesó mejor, más fuerte y más decidido. Verlo levantar la Champions League me emocionó un poco. Al ver a Adam Lallana ir a abrazarlo, también me produjo la misma sensación, porque sé dónde estuvo», manifestó.

La compañía en las finales de Champions

El retirado futbolista, de 37 años, acompañó al club que lo formó desde su infancia cuando llegó a la final del máximo certamen europeo en 2018. En aquella oportunidad, en Kiev, no pudo festejar ya que perdieron frente al Real Madrid por 3 a 1. Un año más tarde, el ex atacante, de una vasta trayectoria en el fútbol inglés, volvió a dar el presente en Madrid, donde sí pudo darse el lujo de gritar campeón cuando Liverpool venció 2 a 0 a Tottenham.

«Madrid fue más un alivio, la presión estaba sobre nosotros para ganar la copa. No creo que hayamos jugado nuestro mejor partido, pero tampoco el Tottenham. El equipo fue más profesional, hizo lo que tenía que hacer y, obviamente, apareció Origi para sellar el resultado. Al momento de su gol, sabías que habías ganado la sexta Champions y recién ahí se pudo festejar», recordó Lambert, cuya carrera finalizó en 2017, vistiendo la camiseta del Cardiff.