Matías Vargas, optimista: «Nuestra actitud positiva está al cien por ciento»

Web oficial del Espanyol

Si bien aún permanece en la zona de descenso, el Espanyol consiguió enderezar su rumbo y levantó en las últimas fechas. En una temporada sumamente difícil para el conjunto catalán, que lo tiene en el último lugar de la tabla, con 18 unidades (al igual que Leganés y Mallorca), se mantiene a dos de la salvación. El pasado fin de semana, ganó un partido vital frente a un rival directo como los ‘bermellones’ y, en la próxima jornada, visitará al Sevilla.

Las sensaciones de Matías Vargas

Uno de los refuerzos de esta campaña de los ‘periquitos‘, Matías Vargas, contó cómo es su presente desde la llegada del nuevo DT. «Intento aprender de los compañeros y del míster. Abelardo me está haciendo entrar durante el partido y estoy aprendiendo el tema de entrar como revulsivo y cumplir mi rol, el que me toca en cada partido. También estoy aprendiendo a jugar en un 4-4-2 y aportar más en defensa, pues antes no estaba tan definido mi rol defensivo», expresó.

Su nueva posición

Asimismo, el argentino contó cómo lleva su nueva función en el equipo azul y blanco. «Con mucha tranquilidad, porque me esfuerzo y estoy totalmente comprometido y entreno para entrar. Me vuelvo a encontrar con mucha confianza y esto es el día a día. Es un momento para aportar, estando o no en la cancha, alentando a los compañeros siempre. Ahora no importa lo personal, sino sólo el colectivo, el Espanyol y la salvación», manifestó.

Las diferencias entre el fútbol argentino y el español

Por otra parte, el ‘monito‘, ex Vélez Sarsfield, indicó cuáles son las diferencias que hay entre la liga argentina y la española, poniendo el foco en el sistema. «Hay muchas diferencias. Aquí el fútbol es mucho más táctico y se piensa mucho más, mientras que en Argentina es un fútbol más individualista. El fútbol sudamericano es mucho más individual y el español funciona mucho más en bloque; me encanta jugar aquí, pero es distinto», sostuvo.

El sueño de la salvación

El Espanyol se encuentra a dos puntos del Celta de Vigo y sueña con salvarse lo más pronto posible. «El optimismo parte de la base de ver el compromiso de los jugadores, del club y, sobretodo, de la afición. Es muy fácil ver el apoyo de la gente cuando un equipo esta con optimismo. Se nota lo metida que está, cuando dicen el ‘sí se puede’, ahí se ve el optimismo. Nuestra actitud positiva está al cien por ciento y no se puede pensar en otra cosa, hasta el último partido así», cerró Vargas.