Twitter oficial del Atlético Madrid

Diego Simeone, el entrenador cuestionado que ha tenido en estos últimos días el Atlético de Madrid, dialogó con la prensa y analizó el encuentro del «Colchonero» ante el Valencia en Mestalla. Los rojiblancos se adelantaron dos veces, pero los de Celades neutralizaron su ventaja en las dos ocasiones que pudieron quedarse con los tres puntos. Luego de una temporada que ha comenzado bastante floja para los madrileños, este punto vale como un triunfo para ellos.

«Fue un partidazo entre dos equipazos, cada uno buscó el triunfo a su manera. Se acomodaron mejor a partir de la media hora. En el segundo tiempo fue parecido. Tuvieron más centros, pero nosotros hicimos contras y un gran trabajo de Vitolo y Correa, así tienen que jugar los delanteros. En sus interpretaciones. Lodi estaba amonestado y tuvimos miedo de que sufriera una expulsión. Lo intentamos con Arias, pero no tenía la zurda para atacar y perdíamos el ataque», inició el DT.

«Podía pasar que Saúl sufriera, pero en la búsqueda de posibilidades está el riesgo, quieto no me quedo. En casa es un gran equipo, hoy remontó dos veces, me voy con grandes sensaciones por el esfuerzo, el trabajo y la presión. Me voy con la bronca por no poder ganar, pero fue un partidazo. Ahora no tenemos las mismas características. Igual que atacamos de otra manera, defendemos de otra manera», resaltó Diego Simeone, quien quiere recuperar la identidad del Atlético de Madrid.

La palabra de Marcos Llorente

«El gol de Thomas es más difícil, pero hay que estar ahí, creer y confiar. Cuando uno marca un gol se va contento y ojalá pueda hacer más. El Valencia es un equipo complicado en su casa, con su gente. El equipo hizo un gran trabajo. Trabajó mucho. Al final conseguimos aguantar los arreones del Valencia. Cada temporada hay diferentes rematadores, lanzadores… Tenemos que estar preparados para que no se nos escapen los tres puntos por estas cosas», comenzó diciendo el jugador.

Además, Marcos Llorente dijo: «Presionando arriba no puedes aguantar los noventa minutos. Aguantamos mientras tuvimos las piernas frescas. Sabíamos que ellos iban a apretar y dar esos arreones. La eliminatoria es muy difícil, está complicada, pero estamos preparados y tenemos ganas de que llegue el partido. Seguro que lo sacamos adelante. Entendemos en el mundo en el que vivimos, el del fútbol. En cuanto hay una mala racha aparecen las dudas, las preguntas y cuando encarrilas tres o cuatro partidos ganando todo se olvida. Tenemos que evadirnos de esas cosas y revertir la situación».