BUNDESLIGAFÚTBOL INTERNACIONAL

Insólito: Bayern Múnich y Hoffenheim terminaron quietos los últimos minutos

Por la vigésimo cuarta jornada de la Bundesliga, el Bayern Múnich arrolló al Hoffenheim a domicilio. En el Prezero Arena, el conjunto bávaro derrotó 6 a 0 al dueño de casa, con goles de Serge Gnabry, Joshua Kimmich, Joshua Zirkzee, Philippe Coutinho (por duplicado) y León Goretzka. Con el triunfo, se mantiene en lo más alto, con 52 unidades. No obstante, el partido se interrumpió por pancartas ofensivas que mostraron los hinchas visitantes, por lo que se espera una eventual sanción.

Formaciones

El equipo de Alfred Schreuder formó con Oliver Baumann; Sebastian Rudy, Havard Nordtveit, Benjamin Hübner, Steven Zuber; Florian Grillitsch, Diadie Samassekou, Robert Skov, Christoph Baumgartner, Jacob Bruun Larsen; e Ihlas Bebou. Por su parte, Hansi Flick dispuso a Manuel Neuer; Benjamin Pavard, Jérome Boateng, David Alaba, Alphonso Davies; Joshua Kimmich, Thiago Alcántara, Serge Gnabry, Thomas Müller, Philippe Coutinho; y Joshua Zirkzee.

El partido

El Bayern Múnich no tardó nada en resolver el encuentro a su favor. Ni bien arrancó, a los dos minutos, Serge Gnabry convirtió el primero tras un centro preciso de Thomas Müller, venciendo la resistencia de Baumann. Apenas cinco minutos después, Joshua Kimmich, desde la medialuna, la puso contra el poste para estirar la ventaja. El Hoffenheim, sin reacción, sólo podía apreciar el poderío del visitante, que no le daba ni un segundo de respiro.

A los 15′, la apuesta de Flick para reemplazar al lesionado Lewandowski, el joven Zirkzee, marcó el tercero con una mediavuelta en el corazón del área. El conjunto bávaro fue el absoluto dueño del duelo y no permitió que el dueño de casa se acercara al arco de Neuer. Pasada la media hora, Coutinho remató y, con un leve pero fundamental desvío, convirtió el 4 a 0. Luego de la ráfaga, decidieron levantar el pie del acelerador, a pesar de que continuaron llegando con claridad. Al comienzo del complemento, el brasileño anotó el quinto y, instantes más tarde, León Goretzka, que había ingresado hacía minutos, decretó el 6 a 0 con una exquisita definición.

El conflicto

Sin embargo, ocurrió algo que nadie se podía imaginar: el partido se detuvo porque los hinchas del Bayern Múnich, aún con el repudio de sus jugadores y DT, mostraron pancartas ofensivas contra el presidente del Hoffenheim, Dietmar Hopp, quien es el principal inversionista del club y los aficionados más radicales no aceptan la intervención de empresarios en el fútbol. Un episodio similar ocurrió con la visita del Borussia Dortmund, al que le prohibieron llevar gente a ese estadio por tres años. Los futbolistas sólo se pasaron la pelota durante los últimos diez minutos, sin intenciones de jugar, hasta que el cronómetro llegó a los 90. Ahora, se espera una eventual sanción para el puntero de la Bundesliga.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar