BUNDESLIGAFÚTBOL INTERNACIONAL

Bayern Múnich ganó con lo justo y está en semifinales

El Bayern Múnich no siempre vapulea a todos sus rivales. En esta ocasión, por los cuartos de final de la Copa de Alemania, derrotó al Schalke 04 por 1 a 0, en condición de visitante, y se metió entre los cuatro mejores de la competencia. El gol anotado por Joshua Kimmich en el primer tiempo le bastó al conjunto dirigido por Hansi Flick para sobreponerse a su rival, que propuso un planteo muy cerrado en el fondo y dejando poco lugar a las transiciones.

Las observaciones de Flick

El entrenador del cuadro bávaro se fue conforme con la actuación de sus jugadores: «Mi equipo jugó muy bien y de forma muy inteligente. Estoy contento por la forma con la que ganamos este partido. Jugamos contra un Schalke que estuvo muy a la defensiva. A pesar de eso, creamos ocasiones y, en general, lo hicimos muy bien. Llegamos a tener provisionalmente más de un 80% de posesión. Al final, en la Copa, siempre es importante que avances de ronda».

Asimismo, el director técnico afirmó que no tenía pensado realizar muchas modificaciones respecto del duelo anterior. «Estamos en semifinales y estoy muy satisfecho con mi equipo, que se encuentra bien y está en forma. No queríamos cambiar muchas cosas para este encuentro. Ahora, empezaremos a regenerar. Los chicos tendrán luego un día y medio de descanso y entonces empezará la preparación de cara al partido contra el Augsburgo», expresó Flick.

Kimmich

Otro que pasó por los micrófonos fue el autor del único tanto del cotejo, que también resaltó la postura del adversario. «No era posible arrollar al rival porque el Schalke se plantó muy atrás y dejó pocos espacios. No siempre fue posible jugar rápido y de forma directa. Lo intentamos, pero no nos salió todo. También nos hicieron dos o tres contragolpes peligrosos. Haciendo balance general, a pesar de todo, fue una victoria merecida. Estoy contento por el gol que anoté», sostuvo.

Müller

Por otro lado, Thomas Müller coincidió con su compañero en por qué se le dificultó al Bayern Múnich. «Tuvo mucho que ver la táctica del Schalke: un césped sin brillo, balones largos y esperar atrás. No fue posible celebrar un gran fútbol en el terreno de juego. Tuvimos buenas ocasiones y más de un 80% de posesión, el control total del partido. Pasamos de ronda merecidamente. Somos conscientes de que siempre puede pasar de todo, se pudo comprobar en la primera mitad en el gol anulado a Burgstaller», indicó.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar