FÚTBOL INTERNACIONALPREMIER LEAGUE

La ciudad de Manchester se volvió a teñir de rojo

Por la vigésimo novena jornada de la Premier League, el Manchester United tenía un gran desafío para concretar su racha positiva y lo consiguió. En Old Trafford, derrotó 2 a 0 a un flojo Manchester City, que venía de consagrarse en la Copa de la Liga y obtener grandes resultados. Anthony Martial y Scott McTominay marcaron para los ‘Diablos Rojos‘, que llegaron a 45 puntos en la tabla y siguen a tres del Chelsea. Por su parte, los ‘Citizens‘ son escoltas con 57, a 25 del Liverpool.

Formaciones

El equipo de Ole Gunnar Solskjaer formó con David De Gea; Victor Lindelöf, Harry Maguire, Luke Shaw; Aaron Wan-Bissaka, Fred, Nemanja Matic, Brandon Williams (Eric Bailly); Bruno Fernandes (Odion Ighalo), Daniel James y Anthony Martial (Scott McTominay). Por su parte, Pep Guardiola dispuso a Ederson; Joao Cancelo, Fernandinho, Nicolás Otamendi, Oleksandr Zinchenko (Benjamin Mendy); Bernardo Silva (Riyad Mahrez), Rodrigo, Ilkay Gündogan; Phil Foden, Sergio Agüero (Gabriel Jesús) y Raheem Sterling.

El partido

El clásico comenzó con un leve dominio del Manchester City. La primera ocasión clara de gol la tuvo Raheem Sterling, que intentó colocar al segundo palo, pero David De Gea voló para evitar la caída de su valla. A los 15 minutos, Bruno Fernandes habilitó a Daniel James que le pegó suave, sin problemas para Ederson. A partir de allí, el Manchester United se activó y empezó a jugar en campo contrario, aproximándose cada vez más al área del brasileño.

Anthony Martial le ganó la posición a Zinchenko y remató a las manos del uno, cuando tenía sólo a Bruno. A la media hora, el portugués estuvo más rápido que todos y, en un tiro libre, la pinchó para Martial que, de primera y de volea, estableció el 1 a 0 para los ‘Diablos Rojos‘. En ese momento, los ‘Citizens‘ entraron en una nebulosa de las que les costó salir, y el dueño de casa aprovechó el envión para generar cada vez más situaciones de peligro.

En el inicio del complemento, el ‘Kun’ Agüero convertía el empate, pero su tanto fue anulado por posición adelantada. En la acción siguiente, Ederson casi protagoniza un blooper insólito, al no poder frenar el balón con el pie y sacarla justo antes de que llegara Martial, en la línea. El City tuvo un par de ocasiones con Foden y Otamendi, pero entre De Gea y la falta de puntería no pudieron anotar. En el final, el arquero brasileño quiso salir jugando con Mendy, pero la tiró muy larga y McTominay, atento, decretó el 2 a 0 definitivo para que la ciudad de Manchester se pinte de rojo.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar