Fuente: Twitter oficial de River Plate.

River Plate goleó 8 a 0 a Binacional de local, debutando en su propio campo en la fase de grupos de la Copa Libertadores de América. Luego de una caída por 3 a 0 ante la Liga de Quito en la altura, necesitaban convertir varios tantos para poder seguir tranquilos en la corriente edición. Ante esto, Marcelo Gallardo, el entrenador más ganador en toda la historia del Millonario, dialogó con la prensa y contó las sensaciones que le dejó el abultado triunfo de los suyos.

«Mostramos muchísima superioridad. Vino el gol y necesitábamos ser más contundentes. Hicimos muchos goles pero pudimos hacer muchos más. El resultado nos viene bien. Siempre tenes que demostrar la diferencia. Creo que hoy tuvimos un gran juego y generamos mucho. Fuimos muy superiores desde el comienzo del partido y hasta podríamos haber convertido más. Es un resultado que nos viene bien en el grupo», comenzó diciendo el entrenador del cuadro de Núñez.

«No nos derrumbó el penal. Luego de eso tuvimos todo el partido generando situaciones. Hoy hicimos méritos como para desmenuzar al equipo peruano y aparentar que fue fácil. Tuvimos iniciativa y buenas conexiones. Generamos mucho pero estamos fallando. En un grupo muy cerrado todos van a hacer la diferencia de local en la altura. El resultado nos viene bien para acomodarnos y ahora mentalizarnos en el partido en Brasil», señaló.

Un triunfo para ahogar penas

Además, Marcelo también habló de lo sucedido el fin de semana en la Superliga Argentina: «Más allá del dolor hicimos méritos suficientes como lo hizo Boca, y el trago fue amargo. Pero en el fútbol hay que seguir y dar vuelta la página de un día para otro, y eso no es fácil. Si te quedás en la amargura y el dolor te va a ir mal. En un contexto difícil, porque jugar sin público es horrible. Es otro espectáculo. Sabíamos que teníamos que sobrevivir a este contexto, y lo hicimos muy bien».

«Se desperdiciaron dos penales, el karma del equipo, es rarísima la racha pero nosotros no nos bajoneamos, no nos confundimos y eso habla del temple del equipo, que siguió con el mismo plan. Necesitábamos ser más contundentes y en el segundo tiempo lo logramos. Este será un grupo parejo, porque los equipos que juegan en la altura tratarán de ganar de local y por eso los goles pasar a tener mucha importancia. Somos un equipo respetuoso de los demás y no me interesa lo que diga el resto», cerró Gallardo.