El entrenador del Sevilla, Julen Lopetegui, se expresó ante los medios de prensa en las últimas horas y destacó la mala iniciativa que tuvo el gobierno español cuando comenzó la pandemia del coronavirus. El COVID-19 atormenta principalmente a Europa en estos momentos y España es uno de los más afectados. Luego de Italia, el país con más muertes hasta el momento, el DT esperaba que hicieran algo al respecto con el ejemplo claro que tenían al lado.

«Llevando este momento histórico y dramático de la mejor manera posible. Nos ha tocado lo más sencillo, que es quedarnos en casa. Nuestra responsabilidad es estar aquí y tratando de ayudar. Por alguna extraña razón aquí no fuimos previsores. El escenario exigía tomar decisiones. Lo prioritario es la salud. La salud de esas generaciones que sacaron a España de una posguerra y ahora están muriendo de una forma horrible», comenzó diciendo.

«Nuestros mayores son las personas a los que debemos la vida y me parece una gran ingratitud oír esos comentarios sobre que son los vulnerables de toda esta crisis. No es el momento de hablar si las medidas han sido oportunas. Ya habrá tiempo de analizar las responsabilidades. Todos tenemos que luchar para que esto pase lo más rápido posible. La responsabilidad de quedarnos en casa es importantísima», destacó el director técnico español.

La realidad es muy dura

Además, Julen también dijo: «Mi hijo mayor está solo en Madrid y se hace duro. Las medidas no han sido suficientes, aunque es difícil para el que toma las decisiones. Teníamos un ejemplo muy claro en Italia y lo miramos muy tarde. Es complejo y se hace extraño ver a los responsables del fútbol hablar de fechas. Hay que prepararse para estas tres próximas semanas de escenarios más duros que los actuales. Y hablar de puerta a cerrada, también».

«Debe jugarse cuando todo el mundo pueda disfrutar de este magnífico deporte. Si se puede terminar la temporada bien, sino sacar las conclusiones de estos tres cuartos de temporada, que de algo valen. Se me hace extraño escuchar plazos. Y en las consecuencias económicas tendremos que ser todos responsables. Los que estemos en primera línea tenemos que ser generosos con nuestros clubes porque tendrá alguna repercusión económica», cerró Lopetegui.