Fuente: Twitter oficial de Eibar.

Sergi Enrich, jugador del Eibar, habló con los medios de prensa desde su casa, por lo que explicó las ideas que tienen desde la directiva para enfrentar al coronavirus en tiempo de crisis mundial. El futbolista sigue entrenándose dese su hogar, como el resto de los deportistas en todo el planeta. Siendo así, comentó cómo atraviesa este duro momento y lo que puede llegar a pasar en un tiempo no muy lejano por el COVID-19, el que atormenta a todos los continentes.

«Dentro de lo que cabe lo llevo bien. Tengo una casa con un poco de jardín, con un pequeño gimnasio e intento hacer lo que se pueda. Tanto Toni Ruiz (preparador físico) como Alain (readaptador) nos han ayudado en ejercicios que ya sabíamos que teníamos que hacer. Me he hecho una rutina diario para no desubicarme. Intento ser lo más positivo posible. Aprovecho bien el tiempo, hago más ejercicio, cocino, hago recetas nuevas y sobre todo hablo con la familia que en estos momentos se le echa mucho de menos», inició.

«Tengo la suerte de tener una buena constitución. No soy de engordar, sino de adelgazar. Nuestra nutricionista Aurora se está portando muy bien con nosotros, nos está ayudando mucho, le agradecemos el trabajo que está realizando porque desde la distancia es difícil, pero tenemos contacto día sí y día no con ella. Estamos haciendo menús semanales. Es una tema delicado. Está afectando en general a toda la sociedad, pero por la parte que me toca, el Eibar nos ha transmitido tranquilidad y confianza», destacó el jugador.

La crisis es muy difícil de afrontar

Por otro lado, Sergi dijo: «Estamos muy agradecidos porque es un tema complicado. Lo más importante ahora es la salud de todos, que la gente no se contagie más de lo que hay ahora y que todo vaya a mejor. Lo primero hacer caso a todo lo que nos digan. Tener la mente fuerte, porque son situaciones que nunca hemos vivido y son complicadas en todos los aspectos. Entrenar todo lo que se pueda para que cuando llegue el momento de arrancar la temporada estemos lo mejor posible. Yo no lo veo. Para mí la afición es parte importantísima de los partidos y de los clubes».

«Un encuentro sin aficionados es un encuentro frío y raro que a los futbolistas no nos gusta. No me imagino Ipurua sin nuestros armeros animando. Ahora mismo se están haciendo muchas especulaciones, pero por ahora no hay nada seguro. Todo depende de cómo evolucione esta pandemia. No sería bueno jugar tantos partidos seguidos teniendo en cuenta el estado de forma en el que estaríamos. No es lo mismo estar bien físicamente que parar uno o dos meses y jugar tantos partidos consecutivos. Para un futbolista eso es bastante malo. Ahora no pienso en eso. Pienso en que pase esto de la mejor manera posible», cerró Enrich.