Fuente: Twitter oficial de Espanyol.

Ya está el tercer jugador del Espanyol que sufre la enfermedad del coronavirus en el presente y es justamente el Monito Vargas. Matías, que se une a los ya conocidos de Leandro Cabrera y el chino Wu Lei, dio positivo en el COVID-19 y es una nueva víctima de la enorme pandemia de contagios que hay en todos los continentes. El fútbol se ha visto muy afectado por este problema sanitario, ya que son muchos los jugadores y personal de los equipos que lo contraen.

El ex jugador de Vélez ahora es uno más de los argentinos que tiene coronavirus. Así lo confirmó Fernando Batista, entrenador de la Selección Argentina Sub 23, que preparaba el equipo para los Juegos Olímpicos de Tokio y había incluido al jugador periquito en la lista preliminar de 50 futbolistas. Otros compatriotas que están en su lugar son Paulo Dybala, Ezequiel Garay y Germán Pezzella, los que están en buena forma y no presentan muchas dolencias.

«Monito Vargas tuvo el coronavirus, se infectó. Más que nada hablé con él para saber cómo estaba. Se sentía bien, estaba tranquilo. Dice que de golpe empezó a sentir cansancio, un poco de fiebre. Él creía que podía dar positivo porque ya tenía varios compañeros con el virus. Lo tomó con tranquilidad, como tenía que ser. No salió de su casa, no entró en contacto con nadie. Le dejaban las compras en la puerta, fue muy consciente», fue lo que aseguró Batista.

El mensaje de Wu Lei

«Mi estado mental es muy bueno y mis síntomas prácticamente han desaparecido por completo. Me encuentro muy bien y doy gracias por ello», ha asegurado el atacante. El blanquiazul también ha explicado que lo sometieron a una serie de pruebas en los pulmones y todas salieron bien. «Los resultados fueron muy buenos, sin ningún problema», acotó.

Por otro lado, este también pide a la población que siga en alerta aunque parezca que en su país ya están empezando a superar la crisis por el COVID-19. «Espero que todos puedan prestar atención al virus. En China no lo hemos derrotado por completo. Gracias por las preocupaciones y las bendiciones. Creo que definitivamente superaremos la epidemia», expresó.