FÚTBOL INTERNACIONALPREMIER LEAGUE

Los duros momentos de Carlos Vela en la Premier League

Carlos Vela es considerado uno de los mejores futbolistas que tiene México en la actualidad, pero muchos creen que no está en el lugar que debería por su calidad. Hay una leyenda que que ha estado en el espectro de la afición mexicana, donde se cree que al delantero no le gusta el fútbol. Esto fue desmentido por él, aunque no terminó de cerrarle las puertas a esa chance. Además, recordó los malos y duros momentos que pasó en la Premier League.

«Nunca se está preparado para ser un nómada. Me salí de mi casa con 14 años y dejar a tu familia es un golpe que nadie se detiene a evaluar a la hora de juzgar a un deportista. Es una apuesta al vacío… Dejar todo sin saber si va a funcionar. Tienes todo en contra y puede ser un acto fallido en el que es posible perder años de tu vida que no recuperarás. En mi caso, el primer cambio de ciudad, de Cancún a Guadalajara, fue complicado y me definió. Me ponía triste y lloraba diario», señaló.

«Llegué a Londres sólo unos meses y ahí estaban mis papás, pero después me llevaron a jugar a Salamanca y todo cambió. Fue cuando dije: ‘Carajo, estoy lejos de todos. Ya no pueden venir a verme’. Fue complicado porque, además, no jugaba y tenía que enfrentarme a otro país y cultura. Estás lejos de tu zona de confort y es complicado asumirlo, y, sobre todo, tan joven. Esa poca experiencia es lo que te hace tener mucho miedo en qué harás», destacó.

Su pasado por Londres

Además, Carlos también dijo: «En San Sebastián llegó la parte más importante de mi vida: mi nueva familia. Venía de tres años de estar en Londres, a la que no pude adaptarme. Me costaba todo. No te sé decir algo específico. Fue un lugar donde no tengo grandes recuerdos. Deseaba irme de ahí y San Sebastián fue mi ciudad de escape. Ahí empecé a disfrutar de nuevo luego de tres años tan malos de vivir en Inglaterra. No sabía nada del País Vasco, pero fue en lo que menos me fijé».

«Tenía tantas ganas de irme, que escuché una oferta buena para jugar, y con tal de salirme de Inglaterra, fue un ‘¡me encanta, sí voy!’. Es un orgullo porque empecé de la nada aquí, entrenando donde nos dejaban y en un vestidor en el que no cabíamos y debíamos turnarnos; teníamos que hacer fila para poder cambiarnos. Y ahora ves lo que se ha construido y es algo que da felicidad y satisfacción», cerró Vela, el goleador de la MLS con 34 anotaciones en una temporada.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar