FÚTBOL INTERNACIONALLA LIGA

Jaime Mata y un aislamiento divertido

Jaime Mata Arnaiz, jugador del Getafe que dirige José Bordalás, pasó el test que le hizo la prensa por el #Yomequedoencasa. En su hogar, el tricantino sigue el plan que le han enviado los preparadores físicos del equipo, aunque acepta que no es ni parecido a lo que hacían día a día. Además, también habló de su hijo, que no lo deja aburrirse. Acaba los días agotado y feliz. Así lleva el largo confinamiento junto a su familia.

«Entrenar me lleva una hora y media o así. Sigo el plan de trabajo que nos manda cada semana el preparador físico y lo hago siempre a media mañana, después de ayudar al niño con las actividades del cole. No sé, muchos ratos muertos estoy con el móvil, también por estar informado. Me meto bastante en Twitter. La Play no la tengo y nunca me ha llamado la atención. Me queda muchísimo. Mi mujer y yo nos pasamos todo el día con el niño haciendo actividades y se nos pasa el tiempo rapidísimo, nos metemos en la cama agotados», inició.

«Poco tiempo nos queda para los dos, pero intentamos tenerlo. Antes de acostarnos intentamos aprovechar y, cuando podemos, estamos dando un repaso a los Oscar de este año. Ahora hemos visto ‘Joker’ y ‘Parásitos’. También algún día vemos alguna serie documental de asesinatos, nos entretiene bastante. El otro día estuve haciendo una tortilla de patata y a mi mujer no le gustó nada, ya tengo la puerta de la cocina cerrada (risas)», señaló el jugador.

La comodidad es esencial

Con respecto a las comidas, la comodidad de la ropa y el horario, Jaime dijo lo siguiente: «Pero soy un afortunado, a mi mujer le gusta mucho cocinar y lo hace de maravilla. En el tema gastronómico estas semanas estoy disfrutando muchísimo. Aunque cuando puedo hago de pinche. El pantalón del pijama, fuera. Intentamos seguir una rutina para estar bien física y mentalmente. Nos levantamos, desayunamos y lo primero que hacemos es quitarnos el pijama y vestirnos.

«La última vez que fuimos a comprar, repusimos y ahora tenemos tres paquetes de 16. Cuando se va, hay que hacer una compra grande. Tenemos dos perros y normalmente es mi mujer la que los saca. Yo me suelo quedar en casa jugando con el niño. Tampoco hemos sentido tanta necesidad de salir a la calle. Aunque sea en julio o en agosto, jugando partidos muy seguidos, pero hay que acabarla como sea. Lo más sano para la competición es terminarla, sería lo más justo para todos», culminó Mata.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar