Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL EUROPEO

Rooney arremetió nuevamente contra el gobierno y la Premier

El capitán del Derby County volvió a criticar el accionar de las autoridades con respecto a la petición de reducir el salario de los futbolistas en un 30 por ciento.

Twitter oficial de Wayne Rooney

La expansión del coronavirus provocó la suspensión de las competencias alrededor del mundo. Dicha medida de urgencia, se sabía, provocaría grandes perjuicios económicos para las instituciones vinculadas al fútbol, tanto clubes como organismos. En Inglaterra, la situación comenzó a tomar temperatura este viernes, cuando entre el gobierno y la Premier League les pidieron un recorte salarial del 30 por ciento a los jugadores. Wayne Rooney, quien ya había manifestado su enojo por el manejo de la situación desde las autoridades, volvió a salir con los tapones de punta.

El enojo de Rooney

El actual capitán del Derby County, de la segunda división, arremetió nuevamente contra los dirigentes: «Sus intervenciones son desgraciadas y hacen de los futbolistas objetivos fáciles. Si el gobierno me pidiera ayuda para apoyar a las enfermeras, económicamente o comprar ventiladores, estaría orgulloso de hacerlo, siempre y cuando supiera a dónde va el dinero. Estoy en una posición en la que podría renunciar a algo, pero no todos los futbolistas están en la misma».

A pesar del enojo, la intención de Rooney es también dejar en claro que ningún futbolista se niega a colaborar. «De repente, toda la profesión se ha puesto en práctica con una demanda de recortes salariales del 30 por ciento. ¿Por qué los futbolistas son de repente los chivos expiatorios? Es una vergüenza cómo se ha desarrollado todo en los últimos días. Parece que se trata de exponernos y avergonzarnos, forzarnos a pagar la factura por la pérdida de ingresos», expresó.

La palabra de Danny Rose

Otro protagonista que se sumó a los dichos del ex Manchester United fue Danny Rose, defensor del Newcastle. Su equipo se ubica en la decimotercera posición de la Premier League, a ocho puntos de la zona de descenso. «Sentimos que estamos entre la espada y a pared. Ya se mantenían conversaciones antes de que comenzaran a salir personas ajenas al fútbol. Estuve hablando por teléfono con Jordan Henderson (capitán del Liverpool) y se está trabajando muy duro para encontrar soluciones», sostuvo.

Asimismo, el hombre de las ‘Urracas’ agregó: «Simplemente, no era necesario que las personas que no estaban involucradas en esto les dijeran a los futbolistas qué deberían hacer con su dinero. Eso me pareció extraño». En otro orden, el capitán de los ‘Diablos Rojos’, Harry Maguire, le pidió a sus compañeros de equipo que donaran el 30 por ciento de su salario a hospitales locales y todos respaldaron la decisión. Por ahora, es una incógnita cómo seguirá el rumbo económico en el fútbol inglés.