FÚTBOL INTERNACIONALPREMIER LEAGUE

Ighalo, a dos meses de su llegada al Manchester United

Antes de la suspensión de las competencias por el coronavirus, el Manchester United había encontrado una consistencia que lo llevó a encadenar 11 partidos sin derrotas y a lavar su imagen tras una temporada irregular. Ese cambio se produjo luego del parate de invierno de la Premier League. En ese entonces, a principios de febrero, las llegadas de Odion Ighalo y Bruno Fernandes le cambiaron la cara al equipo dirigido por Ole Gunnar Solskjaer.

Los comienzos de Ighalo

El africano contó cómo nació su amor por el fútbol durante su infancia. «En Nigeria, el sueño de todo chico era jugar a la pelota. Cada vez que veía un grupo de niños salir a patear un poco, siempre me moría de ganas de unirme a ellos. Así es como incorporé esta pasión por el deporte. Todos los días tenía que jugar al fútbol. Mi mamá fue una de mis inspiraciones. Incluso cuando mi papá no lo hacía, ella me ayudaba en todo momento», expresó.

Sus características

Desde su arribo a los ‘Diablos Rojos‘, el delantero convirtió cuatro goles en ocho partidos disputados. En poco tiempo, se ganó el cariño de los hinchas. «Mucha gente diría que soy un hombre gentil, pero bestial por dentro. Soy un luchador, nunca me doy por vencido y siempre estoy al cien por ciento, sin importar el resultado parcial del partido. Siempre dejo todo desde el principio», se definió. Además, señaló que sus referentes de joven eran Dwight Yorke y Andy Cole.

Sus impresiones sobre el club

Declarado hincha del Manchester United, Odion contó qué fue lo que más le llamó la atención tras su llegada. «Viendo al club desde afuera, uno no llega a saber lo grande que es. Pero, desde adentro, la historia es diferente. Encuentro inspiración en la forma en la cual está estructurada la institución y cómo los chicos más jóvenes pueden cumplir el sueño de subir a primera. Me inspiran muchas cosas de este club, por lo que estoy ansioso de pasar más tiempo aquí», sostuvo.

Sus consejos para los jóvenes

Para finalizar, Ighalo le dejó un mensaje a los más chicos. «Les diría que trabajen duro, crean en sí mismos y en sus sueños. Deberían concentrarse en sus objetivos, ya que con trabajo duro y determinación, uno puede alcanzar todo lo que se proponga en la vida. El talento no es suficiente en el fútbol. Cuando uno lo tiene pero no trabaja, no es suficiente. Trabaja duro y así llegarás a conseguir todo lo que hace falta para cumplir tu sueño», sentenció.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar