FÚTBOL INTERNACIONALSERIE A

Inzaghi sueña con repetir el título del 2000

La Lazio estaba haciendo un torneo increíble hasta la suspensión de la Serie A. Se ubicaba en el segundo escalón de la tabla, a un punto del líder Juventus. Además, el conjunto que dirige Simone Inzaghi estiraba un invicto de 21 partidos en el certamen, con 17 triunfos y cuatro empates. Desde la semana pasada que los jugadores pudieron volver a entrenarse en el centro Formello y, a partir del 18, si se habilita, podrán hacerlo en grupos. El campeonato parece estar cerca de reanudarse y en el cuadro romano sueñan con el título.

Las sensaciones de Inzaghi

El entrenador del ‘biancoceleste lamentó el hecho de la suspensión, ya que ahora los obligará a comprimir las fechas y jugar con más frecuencia. «Cuando se detuvo el campeonato, estábamos muy bien. Intentaremos estar preparados para cuando se vuelva. Jugaremos una vez cada tres días, será difícil. Si el campeonato no se hubiera detenido, habríamos jugado una vez a la semana. Todo va a cambiar, sabemos a qué nos enfrentaremos y trataremos de prepararnos. Ahora estamos entrenando en grupos bien definidos y distantes», expresó.

El título de liga en el 2000

El DT agregó: «Estamos tratando de aumentar ligeramente las cargas de trabajo para prepararnos cuando tengamos luz verde para los entrenamientos grupales. Con los partidos agrupados, habrá que evitar las lesiones y la recuperación será más agotadora». Asimismo, sueña con repetir el campeonato del 2000: «Lo primero que pienso es en el momento en que terminó el partido con Reggina y comenzamos a seguir el de la Juventus. Todas las emociones pasadas me vienen a la mente al esperar que la Juve termine en Perugia».

Inzaghi siguió recordando el último Scudetto de la Lazio: «Estábamos todos en el vestuario. Me movía nervioso frente a un monitor. Tenía a Pancaro y Conceicao a mi lado, queríamos ver la Juve en vivo por televisión. El tiempo pasaba muy lento. Recuerdo las celebraciones en el vestuario en el momento del campeonato. Vi esas imágenes mientras estábamos celebrando dentro del vestuario. Reconocemos a Walter Pela, nuestro trabajador del almacén. Era fanático de la Curva, todavía no trabajaba en Lazio, pero se había infiltrado en el vestuario».

Para terminar, Simone contó que llamó a su hermano una vez consumada la consagración del ‘biancoceleste‘ de su segundo título de la primera división. «Estaba deprimido, muy decepcionado, lleno de desesperación, pero el fútbol es así. Pippo lo había ganado dos años antes, también anotó un ‘hat-trick’ en el juego de liga con Bologna. Lo llamé cuando acabábamos de salir del estadio, estábamos en el autobús entre el Olímpico y el Circo Máximo. Por otro lado, había hablado a mis padres cuando aún estaba en el vestuario», sentenció.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar