BUNDESLIGAFÚTBOL INTERNACIONAL

Después de dos meses, Santiago Ascacíbar explicó cómo fue volver a jugar

Santiago Ascacíbar, jugador argentino que milita en la Bundesliga, fue uno de los pocos en el mundo que pudo volver a jugar al fútbol. El volante, ex Estudiantes de La Plata y Stuttgart, disputó cinco minutos en la victoria 3 a 0 del Hertha Berlín sobre el Hoffenheim como visitante, y contó detalles sobre cómo fue cumplir con el extremo protocolo que la liga impuso. Por ello, el pretendido por Boca Juniors destacó lo que casi todo el mundo vio desde su casa.

«Viajamos en dos aviones a Hoffenheim, era la primera vez que vi algo así. En principio había ganas de volver. Después de que empezamos a conocer los protocolos, teníamos un poco de nervios. Me tocó estar en el banco y tenía que usar la máscara, no teníamos aire para respirar bien. En un momento me empezó a doler la cabeza. Hay una persona que chequea que la estemos usando y nos pedía que la usáramos, sólo nos la podíamos sacar para ir a hacer la entrada en calor», comenzó diciendo.

Más de esto

Respecto al contacto entre compañeros y los festejos de gol, en el que sus colegas se abrazaron y rompieron así el protocolo, señaló: «Me sorprendió muchísimo no poder saludar a un compañero con la mano. Yo creo que son las emociones del momento, yo lo vi de afuera y controlé más la situación pero de adentro no te das cuenta. Pasamos de cero indicaciones a 100. Cuando entré, tenía unas ganas de jugar que no me acordé de nada. Me concentré en el partido, en jugar a la pelota. Después cuando termina, volvés a tener el protocolo en mente»

Sus dichos anteriores

«Estás con tantas ganas de empezar a jugar que dejamos todo esto de lado y uno se centra en el partido. Con el afán de poder jugar no notamos las normas, pero con el paso del tiempo irán molestando. Pero hay que respetar los protocolos porque la Bundesliga quiere comenzar», reconoció Santiago en Radio MARCA. «Hace seis semanas que estamos entrenando para volver, recién la semana pasada pudimos jugar 11 contra 11 y volver a sentir un poco lo que es el fútbol», sumó también a sus dichos el mediocampista de 23 años.

«Fue impresionante poder volver a jugar, poder compartir una cancha con once jugadores a cada lado. Fue innegociable. Estamos en un hotel de Berlín. Desde ahí vamos a nuestro campo de entrenamiento y después volvemos al hotel donde solo estamos nosotros, el staff y los jugadores, en habitaciones individuales. A entrenar vamos en dos autobuses diferentes, grandes, para mantener la distancia. Hacemos reuniones con mucha precaución, con el barbijo (mascarilla) puesto, desde hace seis semanas», cerró el ex Estudiantes de La Plata, Ascacíbar.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar