BUNDESLIGAFÚTBOL INTERNACIONAL

La Bundesliga vuelve con varias lesiones y aún falta mucho por delante

Los cambios ocasionados por el coronavirus han modificado los ritmos de la Bundesliga en su reinicio, por lo que varios jugadores terminaron con lesiones. Tras dos meses sin fútbol, ha vuelto sin público y con las mascarillas, los desinfectantes, las celebraciones sin contacto y demás prevenciones. Así, un nuevo hábitat en el que las lesiones y las sustituciones, hasta cinco posibles en tres momentos, han aumentado al mismo ritmo que las medidas para evitar contagios.

«Estoy feliz por tener más cambios. En esta situación tan especial los utilizaremos para sustituir a los jugadores cansados», declaró un Flick que sólo gastó tres en la visita del Bayern al Union Berlín, que sí hizo cinco como Schalke, Hertha, Paderborn, Eintracht, Gladbach, Colonia y Mainz. Cuatro realizaron Dortmund, Düsseldorf, Friburgo, Hoffenheim y Augsburgo; y Leipzig y Wolfsburgo hicieron los tres ‘habituales’. Claramente algunos aprovecharon para no exigir a los suyos, mientras que otros estaban mejor.

Más de esto

«El problema es que hemos partido de un escalón inferior. En verano, el jugador vuelve de un mes de descanso, pero ha logrado seguir un plan de entrenamiento nadando, corriendo… Ahora regresa tras dos meses confinado en los que ha realizado actividad física, pero no ejercicio. Esa inactividad y la falta de intensidad te ‘mata’. Se cambia músculo por grasa (sarcopenia). Los jugadores están a unos niveles de fuerza y capacidad aeróbica muy bajos y lo están acusando», comunicó José Luis San Martín.

El ex preparador físico del Real Madrid analiza lo que viene y deja en claro lo que puede llegar a pasar por la falta de actividad en los propios futbolistas. «Los músculos de los futbolistas necesitan oxígeno para repetir esfuerzos cada 15-20 segundos. Al no tenerlo, ese músculo se rompe. A nivel de fuerza van a necesitar un periodo de tiempo amplio para recuperarse. El número de lesiones va a crecer exponencialmente, más aún jugando 2-3 partidos por semana. Es una ‘burrada».

«El cortisol (hormona destructiva) ha crecido fruto del miedo y del estrés y eso aumenta el riesgo de lesiones musculares… pese a que los entrenadores cuenten con cinco cambios. Los jugadores jóvenes y con buenas medidas antropométricas se recuperarán antes, pero los de fibra rápida, tipo Hazard, Williams o Vinícius, van a tardar más tiempo. Las lesiones dependen de varios factores, pero una cosa está clara: no se puede competir sin estar en un estado óptimo», cerró.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar