FÚTBOL INTERNACIONALLA LIGA

Athletic Bilbao despidió a Aritz Aduriz en San Mamés

Luego de no poder regresar en óptimas condiciones a los entrenamientos, Aritz Aduriz decidió retirarse del fútbol profesional. Si bien ya había anunciado que la presente sería su última temporada, la suspensión por la pandemia había dejado la posibilidad de que continuara por un tiempo más. Sin embargo, ante el problema en su cadera, el máximo goleador del Athletic Club de Bilbao en el siglo XXI colgó los botines. En el día de hoy, dijo unas palabras en San Mamés, junto a sus seres queridos y miembros del plantel.

La razones por las que Aritz Aduriz decidió retirarse

Durante su exposición al aire libre del estadio vasco, el histórico ex delantero contó qué es lo que más le afectó al tomar la decisión de abandonar la actividad: «Quizás lo más importante es que me he ido poco a poco. El Athletic está en buenas manos. Lo que más me cuesta no es no jugar esos once últimos partidos, despedirme en San Mamés, no jugar la final de Copa y no conseguir esa posibilidad de subir a la gabarra. Lo más duro es no estar todos los días con esta plantilla. No cambiaría nunca este viaje».

En ese sentido, el donostiarra afirmó que hizo todo lo posible por poner en condiciones su estado físico, pero no hubo caso al momento de volver al centro deportivo. «En casa, hice los deberes durante el confinamiento pero, al volver a los entrenamientos, me di cuenta de que no podía ayudar al equipo. Eso es lo más difícil. No podía ayudarles como se merecían. Lo mejor era no seguir así. Fuimos a un especialista y vio claro que, para tener un poco de calidad de vida, había que operar la cadera cuanto antes», manifestó.

El agradecimiento

En medio de un clima de emoción, Aritz Aduriz comenzó a agradecer a quienes lo acompañaron en su camino. «Querría empezar diciendo que hoy es un día bonito para mí. He disfrutado mucho de lo que quería. Nunca me podía imaginar que este camino iba a tener un final en un sitio tan bonito como este, San Mamés. No es fácil. Quiero dar las gracias a las personas importantes de mi vida, a los que estuvieron conmigo desde los 20 años. Primero a mi amiga, mujer y la madre de las dos personas que más quiero en este mundo», sostuvo.

Asimismo, el ex atacante extendió su gratitud para con sus allegados al club. «Cómo no, a mis padres, a toda mi familia. No son muy aficionados al fútbol, pero sí muy deportistas y buenas personas. Ellos me han transmitido los valores de la vida. Todos mis compañeros desde que empecé mi carrera y todos los clubes en los que ha jugado. Mi querido Athletic. Nunca podré devolver todo lo que me han dado. A los presidentes, directivos, entrenadores, trabajadores, ayudantes, fisios y a todos los aficionados», determinó.

Comentá con Facebook

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar