Connect with us

Hi, what are you looking for?

BUNDESLIGA

El Bayern Múnich de Flick no para de ganar

Aunque se consagró campeón la fecha pasada, el equipo de Hansi Flick no levanta el pie del acelerador y sigue sumando victorias.

Flick
Twitter oficial del Bayern Múnich

A pesar de haberse consagrado campeón de la Bundesliga en la jornada anterior, el Bayern Múnich no suelta el pie del acelerador. Por la fecha número 33, derrotó 3-1 al Friburgo, en el Allianz Arena, y mantiene la diferencia de diez unidades respecto del Borussia Dortmund. Joshua Kimmich y Robert Lewandowski (por duplicado), convirtieron los goles para el dueño de casa, mientras que Lucas Höler había descontado para la visita. El torneo finalizará el próximo sábado y, el 4 de julio, el conjunto de Hansi Flick irá por la final de la Copa de Alemania contra el Bayer Leverkusen.

El orgullo de Flick

El entrenador del cuadro bávaro se fue conforme con la entrega de su equipo, a pesar de ya tener el título en el bolsillo. «Queríamos dominar el juego, crear ocasiones de gol y poner bajo presión al rival. Así es como jugamos. Me gusta mucho que sea de esa forma. No obstante, lo hacemos así porque ahora nos funciona. Es importante que mantengamos el ritmo después de haber ganado prematuramente el título. Queremos aprovechar estos partidos. Hoy lo hemos conseguido, queremos hacerlo igual en Wolfsburgo», expresó.

Müller

Además de Flick, Thomas Müller también hizo su análisis de lo ocurrido y destacó el compromiso. «Todos los equipos trazan un plan antes de cada partido. Ahora, a nosotros nos va muy bien. Es algo que tiene que ver con la fuerza interior que nos permite jugar en el Bayern y sacarla cada semana. Se nos exige ganar, nada más y nada menos. A eso nos hemos comprometido. Hoy, disfrutamos mucho jugando. Es una pena que no hayamos hecho más goles en la segunda parte. Me hubiera gustado marcar al menos uno», manifestó.

Kimmich

El autor de la apertura del marcador, Joshua Kimmich, indicó: «Se vio que tenemos hambre, que somos ambiciosos y que queremos ganar el partido aunque ya hayamos conquistado la liga. Queremos mantener el ritmo y que la competición siga siendo justa. No solo nos exigimos el día que jugamos, es algo que hacemos con los entrenamientos y la preparación. Todavía tenemos grandes objetivos por cumplir en esta temporada. Queremos ganar la Copa y, después, retomar la Champions League, manteniendo nuestro estado de forma».

El técnico rival

Desde la vereda de enfrente, Christian Streich lamentó las ocasiones perdidas, pero reconoció la derrota. «Lo hemos dado todo. Lamentablemente, nos merecimos perder. Creo que podíamos haber hecho más, por eso mismo estamos decepcionados. Salimos al partido con voluntad de ganar, pero en los primeros 25 minutos no supimos mantener la calma y no aprovechamos los espacios que se generaron. El Bayern Múnich tiene una calidad enorme, por eso se proclamaron campeones en los últimos ocho años. Esperábamos que dieran un paso atrás», sentenció.