Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL EUROPEO

Antonio Conte, furioso por la sorprendente derrota del Inter

Cuando parecía que se quedaría con un cómodo triunfo, el Inter terminó perdiendo contra el Bologna y Antonio Conte estalló de rabia.

Antonio Conte
Web oficial del Inter

El Inter de Milán sigue sin poder explicar de qué manera se le escapó el partido ante Bologna. Por la fecha 30 de la Serie A italiana, en el Giuseppe Meazza, el cuadro lombardo se imponía por 1-0 y tenía un hombre de más. Sin embargo, Lautaro Martínez falló un penal que podría haber sentenciado la historia y, de ahí, se vino todo abajo. El ‘rossoblu’ se lo dio vuelta y Alessandro Bastoni vio la roja, todo en diez minutos. De esta manera, el conjunto dirigido por Antonio Conte permanece en la tercera posición, con 64 unidades, pero el Atalanta se le puso a una.

El enojo de Antonio Conte

El entrenador del ‘nerazzurro‘ se fue con mucha rabia del estadio San Siro. Aunque la buscó de cualquier forma posible, no encontró la respuesta para lo sucedido. «No hay mucho que decir, porque está claro lo que ha pasado y todos tenemos que asumir nuestra responsabilidad. Primero yo y luego los jugadores. Hemos regalado el partido. Esto está ocurriendo demasiado. La desilusión es grande y espero que sea igual para los chicos. Tendremos que hacer análisis del encuentro porque estaba prácticamente ganado», expresó.

En ese mismo sentido, el director técnico continuó planteándose sus dudas. La ventaja que tenía su equipo era más que suficiente como para sentenciar el marcador sin pasar sobresaltos. «Podríamos haber dejado los puntos en casa. Me resulta difícil de explicar: los superábamos en número de jugadores, íbamos por delante y tuvimos la oportunidad de doblar con el penal. No fue posible, pero seguíamos en cabeza con un hombre más. No es la primera vez que pasa. Me estoy haciendo muchas preguntas y los jugadores también deberían», manifestó.

Las responsabilidades

Como cabeza del grupo, aseguró que las miradas deben recaer sobre él. «Al ser el entrenador, soy el primer responsable e intento obtener respuestas de mi trabajo. Desde ahora hasta el final de la temporada, todos tendremos que demostrar que merecemos estar en el Inter. Esto se aplica tanto a mí como a los jugadores. Si realmente tenemos un espíritu ganador y queremos volver a obtener la victoria, tenemos que darlo todo y demostrar que valemos la pena para este club. Evidentemente, aún tenemos que trabajar para llegar a ser un gran equipo», sostuvo.

A pesar de reconocer su responsabilidad, Antonio Conte también le pidió a sus dirigidos que demuestren ganas dentro del campo de juego. «Dicho esto, espero que la rabia fluya por nuestras venas. Esto sería un buen punto de partida para seguir adelante. Ahora tenemos que terminar con el tema de la Champions y cometer la menor cantidad de errores posibles. Todos estamos siendo analizados y tenemos que demostrar que podemos ser los protagonistas de un proyecto ganador», sentenció. El próximo jueves, el Inter visitará al Hellas Verona.