Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL EUROPEO

Estuvo al borde de la muerte y volverá a jugar por la Europa League

Un jugador que estuvo al borde de la muerte hace un año, se recuperó y podrá estar de nuevo con su equipo en los octavos de la Europa League.

Europa League
Web oficial del Basilea

El fútbol ha sido testigo de varios casos de superación y jugadores que regresaron luego de sufrir terribles tragedias. Un ejemplo de esto es la vuelta a las canchas de Van Wolfswinkel. El delantero del Basilea tuvo una conmoción cerebral hace exactamente un año en la fase previa de la Champions, contra el LASK. Estuvo al borde de la muerte y, ahora, volverá a participar en la Europa League.

El desafío de Wolfswinkel

El atacante holandés de 31 años ya se puso los botines en la reanudación de la liga suiza, que se puso en marcha el pasado 3 de agosto. «Fue aterrador, no esperas algo como esto. Normalmente, con las lesiones, conoces el plazo y trabajas duro todos los días para progresar, pero con esto no tienes idea de qué es o del peligro que conlleva. Fueron un par de días difíciles en el hospital», recordó.

Tras una larga recuperación, Wolfswinkel pudo regresar al verde césped. Sin embargo, reconoció lo terrible que fue para él ir a ver los partidos de su equipo y no poder ser parte. «No pude jugar durante seis meses. No podía entrenar, no podía hacer nada. El primer día tras salir del hospital, compré flores para pedir disculpas a mi esposa por los próximos meses, porque sabía que estaría de mal humor», manifestó.

El tiempo paso y el delantero del cuadro suizo pudo superar el desafío que le presentó la vida. Pasó de no aguantar ver los encuentros en los estadios y de irse antes del pitazo final, a compartir plantel nuevamente con sus compañeros. Además, volvió en un contexto especial, donde su equipo se jugará el pase a los cuartos de final de la Europa League este jueves y como local.

El desarrollo de la Europa League

En efecto, el segundo torneo más importante de la UEFA se reanudó este miércoles con una mitad de los octavos y seguirá mañana con los restantes. Basilea, que goleó 3-0 al Eintracht Frankfurt como visitante, lo recibirá con una amplia ventaja. Los demás partidos serán Wolverhampton-Olympiakos (1-1), Bayer Leverkusen-Rangers (3-1) y Sevilla-Roma. La final se jugará el 21 de agosto, en Colonia.