Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL EUROPEO

¡Contundente! El Mono Burgos lo tiene claro: «Nunca dirigiré a Real Madrid, Barcelona o Boca»

El Mono Burgos le juró lealtad a River Plate y al Atlético de Madrid.

Mono Burgos
Mono Burgos

El Mono Burgos iniciará próximamente su carrera desde el banquillo como primer entrenador, luego de desvincularse del Atlético de Madrid, donde ha sido asistente por casi 10 años. Son muchos los clubes que han sonado como posibles destinos para el exjugador argentino. Si bien no hay certeza de cuáles son los planes a corto plazo del técnico, este sí ha dejado claro algo. El de Mar del Plata ha asegurado que hay 3 clubes a los que nunca dirigirá.

Se quedará en Europa

Desde el anuncio de su salida del Atlético de Madrid, donde ha sido mano derecha de Diego ‘Cholo’ Simeone desde el año 2011, el Mono Burgos ha sido vinculado con muchos equipos. Uno de ellos es River Plate, club para el que jugó en su carrera como futbolista y del que es hincha. «Primero dirigiré en España y después, algún día, si se presenta la oportunidad lo haré en River» aclaró el entrenador.

Si bien el antiguo técnico asistente del Atleti no ha dado pistas clara de su futuro, este le cerró la puerta de forma contundente a 3 equipos de alto renombre. Dado su estrecho vínculo con los colchoneros y con River, este aseguró que no dirigirá a ningunos de sus rivales históricos. «Nunca dirigiré a Real Madrid, Barcelona ni Boca, por mis sentidos de pertenencia, ya que de hacerlo estaría faltando a mi palabra».

«Ahora mi objetivo es dirigir en todo el mundo, y como dijo Marcelo (Bielsa), lo único que no negocio es que no se corra. Después, un Román Riquelme podía jugar en cualquier equipo del planeta, pero como hizo Carlos Bilardo con Diego Maradona, había que armarle un equipo a su alrededor para que ellos corran menos, como pasaba con Enzo Francescoli en River» agregó el Mono Burgos.

Grandes influencias

Por último, Burgos recordó a un par de técnicos que tuvieron una gran influencia en su formación. «En aquel momento que me dijeron que tenía un cáncer y era una enfermedad que no manifestaba dolor, Aragonés me preguntó si me iba a operar, pero yo le dije que primero iba a jugar un partido que teníamos por delante. Aprendí mucho de él, y de Timoteo Griguol adquirí ese hábito de mascar chicle».