Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL EUROPEO

¡Que siempre no! Bayern Múnich arrancará la Bundesliga sin su afición en las tribunas

El Bayern Múnich debuta mañana ante el Schalke 04.

Bayern Múnich

El Bayern Múnich comenzará la nueva temporada de la Bundesliga a puerta cerrada. Inicialmente se acordó que siete mil 500 fanáticos ingresaran al Allianz Arena para ver el debut de su equipo mañana ante el Schalke 04. Sin embargo, un repunte por contagios de coronavirus en la capital bávara lo impidió todo. El Departamento de Sanidad de Múnich confirmó la noticia.

«Sería una mala señal dejar entrar a espectadores a los estadios deportivos dadas las cifras actuales», informó el alcalde de Múnich, Dieter Reiter. El martes, los políticos de Alemania dieron el ‘ok’ para que distintos clubes de la Bundesliga permitieran el ingreso limitado de sus aficionados. La condición para hacerlo era que la tasa de contagio por COVID-19 fuera inferior a 35 por cada 100 mil habitantes.

Esto no sucedió en Múnich, pues este jueves los números indicaban un contagio de 47.6 por cada 100 mil pobladores. De manera que el Bayern Múnich comenzará una nueva temporada sin su afición, luego de un año histórico donde consiguieron el triplete (liga, copa y Champions League). El club bávaro esperaba disfrutar del regreso de su afición. No obstante, deberá esperar algunas semanas más.

«Estoy triste porque no es posible celebrar el inicio de la Bundesliga el viernes ante los espectadores después de todo. Después del acuerdo del miércoles por la noche, lo esperábamos con impaciencia. Todos deseamos que haya ambiente y emociones en el estadio de nuevo», lamentó Karl-Heinz Rummenigge, director general de la junta directiva del Bayern Múnich.

Aceptan la decisión

Aunque confiaban en contar con su afición en las tribunas, el entrenador del Bayern Múnich, Hans-Dieter Flick, explicó que acatarán la decisión por el bien de todos los fanáticos. «Debemos protegernos y sacar lo mejor de la situación», comentó el timonel. El último partido con espectadores en el Allianz Arena fue el 8 de marzo, en el triunfo de los bávaros por 2-0 ante el Augsburgo.