Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL EUROPEO

Supercopa de Europa: el primer gran desafío de la UEFA para la vuelta del público

La UEFA usará una prueba piloto en la organización de la Supercopa de Europa para ensayar el regreso del público a nivel internacional.

Supercopa de Europa
Puskás Arena

Este jueves, Bayern Múnich y Sevilla se enfrentarán por la Supercopa de Europa en el estadio Puskás Arena, de Budapest. El mismo será el primer partido internacional de clubes, organizado por la UEFA, en que habrá presencia del público. Un máximo de 20 mil espectadores está permitido para asistir al enfrentamiento entre los dos campeones continentales y servirá de prueba piloto pensando en el futuro cercano.

El escenario donde se llevará a cabo la final tiene una capacidad para 67 mil personas, pero la organización solo permite 20 mil, menos de un tercio. Tanto el cuadro alemán como el español pueden llevar un máximo de tres mil seguidores, pero se prevé que ninguno utilizará todos los cupos. Se estima que mil hinchas bávaros estén presentes, por un lado, y por el otro, menos de 500 andaluces. Lo demás, se repartirá entre locales.

«No todo es normal, pero pronto lo será. Hace seis meses, todo se paró, peor ahora estamos aquí. Debemos ser optimistas, el fútbol está fuerte. La Supercopa de Europa será un test piloto que nos servirá de aprendizaje delo que podamos hacer», expresó Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA. Está claro que las intenciones del organismo rector del fútbol en el Viejo Continente son las de volver a ver gente en sus torneos.

Las medidas de seguridad

Los aficionados que quieran dar el presente en el Puskás Arena tendrán que contar con un test negativo de coronavirus de menos de 72 horas. Además de la entrada y la prueba, deberán pasar un control de fiebre para ingresar al estadio. De lo contrario, podrían ser excluidos de la final. Tal como está previsto, se espera que no llegue un gran aforo de hinchas del Bayern Múnich y del Sevilla, por lo que la mayoría serán locales.

Por otro lado, las mascarillas serán obligatorias en los lugares de uso común, como bares, baños, restaurantes y escaleras. Cuando cada persona esté en su asiento, siempre manteniendo un metro y medio de distancia, el barbijo será solo una recomendación. A su vez, el personal de la Supercopa de Europa estará al tanto de que se respeten las estrictas normas de seguridad a rajatabla.