Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL EUROPEO

¡Alerta máxima! El Bayern Múnich y su gran preocupación con la Supercopa de Europa

Gran preocupación en el Bayern Múnich en las horas previas al partido contra Sevilla por la Supercopa de Europa.

Bayern Múnich
Supercopa de Europa

Este jueves 24 de septiembre se jugará la Supercopa de Europa en el Puskás Arena de la ciudad de Budapest, Hungría. Los campeones de la Champions League y de la Europa League se cruzarán por el trofeo, en un partido que está bajo la lupa del fútbol europeo por distintos motivos. Uno de ellos es la situación sanitaria que atraviesa el país anfitrión. Hay una gran tensión en el seno del Bayern Múnich por las condiciones en las que se jugará el partido.

Rebrote en Hungría

Tal y como lo anunciaba El Intra, la UEFA usará la Supercopa de Europa como una gran prueba de fuego para el regreso del fútbol con aficionados. El encuentro entre el Bayern Múnich y el Sevilla FC se jugará ante unos 20.000 aficionados en Budapest, algo inédito desde el reinicio del fútbol Europa. El gran problema es el gran rebrote de COVID-19 que se vive en algunos países del ‘Viejo Continente’.

Hungría, y especialmente la ciudad de Budapest, está enfrentando una segunda oleada de contagios tras el final del verano. Si bien la situación sigue medianamente bajo control, el hecho de que el partido se juegue con 20.000 aficionados en el estadio ha despertado una fuerte preocupación en el Bayern. La dirigencia del equipo campeón de Europa se ha pronunciado al respecto.

Máxima precaución en el Bayern Múnich

«Este viaje a Budapest me ha causado dolores de estómago. Procederemos con extremado cuidado. Tenemos interés especial en que Budapest no se convierta en un nuevo Ischg» fueron las palabras del presidente del Consejo Directivo del Bayern Múnich, Karl-Heinz Rummenigge. El dirigente hizo alusión a lo ocurrido en Ischg, la estación de esquí austríaca donde pudo haberse generado la primera ola de COVID-19 que llegó a Alemania.

La apertura de 20.000 plazas en el Puskás Arena ha desatado fuertes críticas desde Alemania. La UEFA le otorgó al Bayern un total de 4.500 entradas para esta Supercopa de Europa. El club tiene previsto que solo unos 1.000 hinchas bávaros viajen a Hungría a ver el partido ante el Sevilla. La entidad, en plan de prevención, ha financiado testeos para todos los que viajen a Budapest. «Al volver podrán realizarse gratuitamente test de coronavirus en el aeropuerto» concluyó Rummenige.