Connect with us

Hi, what are you looking for?

LIGUE 1

¡Terrible! El presidente del PSG con chances de ir preso

La justicia suiza pidió una pena de 28 años para el mandamás del club parisino.

No es la primera vez que Nasser Al-Kelaifi se ve frente a un tribunal de justicia. Sin embargo, esta vez el presidente del PSG estaría afrontando posibles consecuencias que superan una sanción para su club. Este martes, la fiscalía de Suiza lanzó formalmente su acusación contra el jeque árabe por corrupción dentro de las ventas de derechos de televisión. Por esto, el mandamás del conjunto parisino podría pasar 28 años en prisión.

Este nuevo escándalo corresponde nuevamente al FIFA gate. Según los medios europeos, el jeque del PSG habría ofrecido sobornos a los miembros de alto rango de la federación internacional para asegurarse los derechos televisivos que serían otorgados a beIN Media, cadena de Al-kelaifi. El directivo involucrado en este caso es Jerome Valcke, vicepresidente de la FIFA que confronta una pena de 3 años tras las rejas.

¿Cuándo pasó?

Según Keystone-ATS, agencia que investiga el caso, Valcke le pidió en 2013 al dueño del PSG una ayuda económica para comprar la mansión que el vice de la FIFA tiene en Cerdeña. La propiedad ubicada en la ciudad italiana está valuada en unos 5,84 millones de dólares. Este pedido ocurrió justo cuando la cadena beIN Media buscaba adquirir los derechos televisivos para los mundiales de 2026 y 2030.

Ambos se defendieron y contaron que la ayuda económica se trato de un acuerdo privado que no tiene ningún tipo de vínculo con la venta de derechos. El vicepresidente de la FIFA argumenta que le solicitó esta ayuda al qatarí porque mantiene una relación amistosa desde hace “bastantes años”. El francés también comentó que se le negó la apertura de una cuenta bancaria en 2017 y que tuvo que vender su yate privado y algunas joyas para sumar “validez” a su versión que indica que nunca recibió sobornos.

Es la primera vez desde que se abrió el FIFA gate que los acusados en tierras europeas tienen como posible pena años en prisión. Esta nueva medida toma como ejemplo a los viejos dirigentes sudamericanos condenados por un tribunal de Estados Unidos. Por primera vez en mucho tiempo, los negocios de la FIFA empiezan a tener consecuencias mucho más significativas, que de llevarse a cabo podría reducir aunque sea un poco el nivel de corrupción dentro de la federación.