Connect with us

Hi, what are you looking for?

PREMIER LEAGUE

¡Escándalo en Merseyside! El VAR sentencia el empate entre Everton y Liverpool con polémica

La polémica decisión del VAR para cerrar el empate entre Everton y Liverpool.

Liverpool
Liverpool Everton

Ha finalizado el partido en el Goodison Park, y el clásico entre Everton y Liverpool ha finalizado con igualdad a 2 goles. Fue un encuentro de gran intensidad en el derbi de Merseyside, en el que el VAR fue protagonista. Los ‘Reds’ habían puesto el agónico gol de la victoria sobre el final, pero el videoarbitraje anuló el tanto de la ventaja con una polémica decisión.

El VAR decisivo desde el inicio

El partido fue de altas revoluciones desde los primeros instantes, y el VAR estuvo envuelto en controversias desde el arranque. La primera intervención del videoarbitraje fue antes de los 7 minutos de juego, con la polémica jugada de Virgil Van Dijk. El zaguero central del Liverpool recibía un centro al segundo poste cuando sufrió una dura entrada del portero, Jordan Pickford. Tras la revisión, se negó el penal por un fuera de juego previo, pero también se descartó una posible roja directa para el arquero por la falta que sacó al holandés del partido.

Partido con muchos goles

Si las expectativas sobre el derbi eran altas desde la previa, el gol tempranero de Sadio Mané dejó la barra alta desde los primeros instantes del partido. Michael Keane puso la igualdad al 19′, Mohamed Salah volvió a poner la ventaja al 72′ y Dominic Calvert-Lewin igualó las condiciones al 81′. Sin lugar a dudas, un encuentro apasionante digno de un clásico del fútbol inglés.

Polémica sobre el final

El gran escándalo del partido se dio sobre los instantes finales. El Liverpool logró ponerse en ventaja, luego de que Sadio Mané recibiera un pase filtrado, para poner el balón al medio. Jordan Hederson esperaba en el corazón del área, y puso el remate de primera intención para poner el 2-3 sobre el tiempo agregado, consiguiendo una victoria agónica.

No obstante, el VAR terminó amargando el partido del Liverpool con una decisión que ha generado un gran debate. El gol fue anulado por un fuera de juego milimétrico en el pase a Mané. La herramienta detectó un offside del senegalés, totalmente imperceptible a simple vista. Incluso con las líneas guía trazadas por la herramienta, quedan grandes dudas sobre la decisión arbitral. Sin duda, el Everton rescató un punto polémico.