Empoli descendió a la Serie B

Foto: Twitter oficial de Empoli (@EmpoliCalcio).

La pelea por el descenso de la Serie A lo tuvo a Udinese, Genoa y Empoli a la expectativa de ver quién jugará la temporada 2019-20 en la Serie B. Finalmente, los últimos mencionados descendieron tras haber caído con el Inter.

Por una parte se encontraban Fiorentina-Genoa, partido totalmente aburrido. El 0 reflejó la penosa campaña de los locales, que no tuvieron a Giovanni Simeone sumando minutos desde el banco de suplentes. El que sí jugó fue Germán Pezzella, uno de los representantes de la Selección Argentina para la Copa América 2019. Del lado de los genoveses, fue titular Cristian Romero y en el segundo tiempo entró Esteban Rolón.

Con solamente 38 unidades sumados, pero con una diferencia de gol que lo favoreció por solamente un tanto, Genoa se salvó de jugar la Serie B de Italia tras 11 años ininterrumpidos en Primera. Además, hubiera sumado su 34º temporada en la segunda categoría del fútbol italiano.

De otro lado aparecía Udinese, el más tranquilo porque dependía de sí sólo, pero no podía perder porque debía mirar abajo nuevamente. Finalmente ganó 2-1 en su visita a Cagliari. Leonardo Pavoletti abrió marcador para los locales, mientras que Emil Hallfredsson y Sebastien De Maio aportaron los goles claves para evitar sufrir sin mirar los otros partidos. Ignacio Pussetto jugó y anotó un gol, pero fue anulado a instancias del VAR.

Mientras que Inter le ganó a Empoli 2-1, y estos últimos han descendido a la Serie B. Se terminó la historia del equipo que había conquistado el primer puesto de la segunda división en la temporada 2018-19. Con el argentino Matías Silvestre como el representante sudamericano, estuvieron a un gol no solamente de empatar y salvarse, sino también a 2 de quedar con una diferencia de -17, para superar al -18 de Genoa. Si ambos empataban en esa marca, quedaba afuera de todos modos por perder los dos duelos entre sí.

Se acoplarán a los ya oficialmente conocidos hace un tiempo Frosinone y Chievo. Ambos dos nunca despegaron del puesto 19 y 20 respectivamente desde la 2º fecha del campeonato. Para los primeros mencionados, habían vivido su segunda experiencia en la categoría más grande del fútbol argentino. Mientras que los de Verona, ya habían tenido números negativos por una quita de puntos por desmanejos económicos, por lo que volverá a reestablecerse desde la segunda división.