Inter sufrió pero se clasificó a la Champions

Fuente: @Inter_es

En un final no apto para cardíacos, el conjunto italiano venció 2 a 1 al Empoli como local por la última fecha de la Serie A y con estos tres puntos, se quedó con el cuarto lugar para disputar el torneo más importante a nivel clubes.

El conjunto de Mauro Icardi, titular, y Lautaro Martínez, en el banco de suplentes, tuvo las más claras en todo el primer tiempo pero no pudo convertir. En el comienzo de la segunda etapa, el equipo dirigido por Luciano Spalletti salió en busca del tanto que necesitaba y lo consiguió.

A los 47 minutos, Keita Baldé remató desde afuera del área con su pierna derecha y la puso junto al palo izquierdo del arquero del Empoli. Tres minutos más tarde, Mauro Icardi aprovechó un error de la defensa del conjunto visitante y se la punteó justo al arquero para que le cometa penal. El argentino remató al palo izquierdo pero Dragowski adivinó de manera perfecta el lado y le atajó el tiro desde el punto penal.

El baldazo de agua fría en Milán llego a los 75 minutos. Junior Traore igualó las acciones luego de un centro desde la derecha y puso suspenso en la jornada. Aunque cinco minutos más tarde, un remate desde afuera del área de Brozovic pegó en el palo y el rebote le quedó a Nainggolan, quien solo tuvo que empujarla debajo del arco para marcar el segundo.

A falta de dos minutos para que termine el partido ocurrió un milagro en el área del Inter. Una mala salida del fondo del equipo local derivó en un mano a mano del Empoli que no pudo convertir ya que Stefan De Vrij sacó el remate sobre la linea y luego la pelota pegó en el travesaño.

Como si esto fuera poco, en el primer minuto del tiempo adicionado sucedió algo increíble. Primero Handanovic salvó el arco del Inter atajando una pelota excepcional y en la contra, Keita Baldé falló un contraataque solo contra el arquero. El mismo autor del primer gol para el Inter se fue expulsado por una falta a Dragowski cuando volvía a su arco luego de ir a cabecear en la última jugada del encuentro.

Sin lugar a dudas fue un final no apto para cardíacos. El conjunto neroazzurro accedió al próximo sorteo de la Champions League al quedar en el cuarto lugar de la tabla de la Serie A con 69 unidades. Con la misma cantidad de puntos finalizó el Atalanta, que venció al Sassuolo como visitante, pero se quedó con la tercera posición por diferencia de gol. En el quinto lugar finalizó el Milan, que no le alcanzó con el triunfo ante el SPAL y se tendrá que conformar con participar en la Europa League.