Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL ESPAÑOL

Criminal patada de Sergio Ramos que el VAR no vio e indignó a todo Osasuna

Los dos mejores equipos de la competencia, el FC Barcelona y el Real Madrid, hicieron sus deberes como debían y lograron salir vencedores en sus visitas a Sevilla y Pamplona respectivamente.

La vigésimo tercera fecha de LaLiga llegó a su fin, pero dejó muchísimas polémicas en varios partidos del fin de semana. Los dos mejores equipos de la competencia, el FC Barcelona y el Real Madrid, hicieron sus deberes como debían y lograron salir vencedores en sus visitas a Sevilla y Pamplona respectivamente. Ambos se quedaron con el triunfo ante el Real Betis y Osasuna, pero en los dos cotejos hubo críticas hacia el VAR y el flojo arbitraje que estuvo en el campo de juego.

El conjunto merengue goleó a su rival en El Sadar por 4 a 1 y Sergio Ramos fue uno de los protagonistas del encuentro, no sólo por marcar el segundo gol, sino también por una dura entrada que no vio el árbitro Gil Manzano. El zaguero convirtió y ayudó a los suyos con el que daba vuelta el marcador, pero minutos antes debió ver la tarjeta roja, lo que hubiera cambiado toda la historia del partido. El juez de campo no percibió la situación y tampoco hubo apoyo de la tecnología.

«Al inicio de temporada, cualquier patada en el talón de aquiles era roja automática. Hoy, Sergio Ramos ha hecho esta entrada y ha seguido sobre el campo. Y después ha marcado. Bienvenidos a La Liga», fue uno de los cientos de comentarios que aparecieron en las redes sociales en contra del español, quien realmente no midió las consecuencias y pudo haber lesionado de gravedad a su rival. Varios de los rivales pidieron la tarjeta y se enojaron con él, pero no pasó nada por parte de lo legal.

La acción se llevó a cabo por la banda derecha, lugar en donde sucedió todo lo que desencadenó una lluvia de insultos para con Sergio. Rubén García fue a buscar el balón para jugar una pared con Roberto Torres Morales y, cuando vuelve a recibirlo, Ramos lo barre sin dudarlo, pero llevando consigo el tobillo del rival. A simple vista no parecía una dura entrada, así lo consideró el árbitro y el VAR, pero en las repeticiones de TV se ve claramente como pudo lastimar gravemente a su contrincante.

Automáticamente, los usuarios comenzaron a mostrar su malestar a través de las redes sociales porque el capitán del Real Madrid no vio ninguna tarjeta y sobretodo porque ni el VAR ayudó a la visión del árbitro. Lo peor de esto fue que, casi veinte minutos después de ese episodio, el capitán «Merengue» iba a ser el responsable de darle la victoria a su equipo con un gol de cabeza. Con ese tanto, Sergio Ramos daba vuelta el marcador, ya que el Osasuna había marcado a los 14 minutos.