Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL ESPAÑOL

Unai Emery y la primera Europa League con el Sevilla

El ex entrenador del Sevilla, Unai Emery, recordó la primera de las tres Europa Leagues consecutivas ganadas con el club andaluz.

Unai Emery
Web oficial del Sevilla FC

Unai Emery dejó un recuerdo imborrable en el Sevilla FC tras su paso por la dirección técnica. El vasco se hizo cargo del primer equipo entre 2013 y 2016, período en el que dirigió 205 partidos: ganó 106, empató 43 y perdió 56. En sus tres períodos al frente del club nervionense, conquistó tres veces seguidas la Europa League. En 2014, derrotó al Benfica por penales; en 2015, venció 3-2 al Dnipro de Ucrania en una verdadera batalla. Por último, en 2016, se consagró al derrotar por 3-1 al Liverpool de Jürgen Klopp.

Unai Emery recordó la primera Europa League

Para el estratega nacido en Guipúzcoa, no hay nada como el primer amor y eligió la definición en Turín. «La primera fue muy especial, porque entramos de rebote e hicimos dos eliminatorias previas contra el Podgorica y el Slask. Eso hizo más largo el camino hasta el final, pero cada paso que dimos con nuestra afición fue magnífico. Sobretodo, recuerdo Estoril. El primer partido de la fase de grupos, donde viajaron cuatro mil sevillistas. Ahí es donde entendí lo importante que era la Europa League para los hinchas», expresó.

En ese sentido, recordó el complicado tramo que le tocó atravesar. Como si la presión fuera poca, se enfrentó a su eterno rival, Real Betis, y tuvo que dar vuelta la serie como visitante. Además, también transitó un duro cruce contra el Valencia. «Luego, el camino fue difícil. Una eliminatoria contra el Betis, perdimos 0-2 en el Sánchez-Pizjuán y tuvimos que remontar en el Benito Villamarín. Una semifinal contra el Valencia, que nos remontó el 2-0 de casa y el gol de Mbia en los últimos segundos nos clasificó para esa final», manifestó.

Señaló el impulso con el que el conjunto portugués había llegado a la definición de aquel torneo, en el Allianz Stadium. «Jugamos la final contra un gran Benfica, que había eliminado a la Juventus, y eso los hizo sentirse favoritos. Fue un partido muy competido. Les concedimos pocas ocasiones, nosotros también tuvimos escasas chances. Pero, porque confiamos en nosotros, sabíamos que el partido, durase lo que durase, teníamos armas y argumentos para poder ganarlo. Y así lo hicimos en la tanda de penales», sostuvo.

La felicidad de los hinchas

Para terminar, Unai Emery resaltó la alegría de la gente tras la consagración: «Realizamos grandísimos lanzamientos y, sobretodo, con un gran Beto. Ahí se convirtió en el Beto para todos los sevillistas, con esa gran final y esas grandes paradas en los penales. Fue la primera Europa League mía como entrenador del Sevilla. Las dos anteriores fueron con Juande Ramos, que hacían que, otra vez, la afición sintiese algo más que una competición europea. Algo con lo que se identificaba y hacía tener unos momentos de gran felicidad».