Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL ESPAÑOL

Dudas y debilidades del Real Madrid de cara al Clásico

El técnico francés confirmó la presencia de Sergio Ramos.

Real Madrid

La dura derrota ante el Shakhtar Donetsk el miércoles en la Liga de Campeones profundizó las dudas en un Real Madrid, que se muestra frágil a las puertas de un importante Clásico liguero contra el Barcelona. La caída ante el recién ascendido Cádiz el sábado (1-0) en casa había suscitado una preocupación, que el escaso rendimiento ante el equipo ucraniano no ha hecho más que agrandar antes de viajar al Camp Nou el sábado.

Apatía, presión blanda, falta de pegada, fragilidad defensiva… todo pareció conjugarse en el equipo blanco para caer 3-2 contra un Shakhtar que se presentó en el Alfredo Di Stéfano con hasta 10 bajas en su primer equipo por el covid-19. «Sonrojo», «Cada día peor», «Ridículo de Champions», la prensa no ahorra críticas este jueves al equipo blanco, destacando la asunción de responsabilidades por el técnico Zinedine Zidane.

Soy el responsable

«Yo soy el responsable», aseguraba Zidane, tras el encuentro, asegurando que «tenemos que encontrar la solución y la vamos a encontrar». Una solución que debe aparecer pronto en un equipo que dista mucho del sólido conjunto que acabó en tromba la pasada temporada, ganando diez de once partidos tras el confinamiento por la pandemia, para acabar llevándose el título liguero. Los tres goles que recibió el jueves en una floja primera parte, son los mismos que encajó en los nueve primeros partidos que disputó tras reanudarse LaLiga la temporada pasada.

El Real Madrid volvió a flojear en defensa, dejando muy solo a un Thibaut Courtois que esta vez no pudo ejercer de salvador. «Sin Sergio Ramos la defensa es un flan», escribía el columnista de AS Alfredo Relaño, y es que, al igual que ocurrió en la eliminación ante el Manchester City la pasada temporada en la vuelta de octavos de final cuando faltó el capitán, Varane no acaba de asumir los galones en el eje de la zaga.

La fragilidad defensiva del equipo blanco se une ahora a la falta de pegada merengue, donde el miércoles el joven delantero Luka Jovic desperdició su enésima oportunidad para reivindicarse. El artillero, al que Zidane ha titularizado en tres ocasiones en este inicio de temporada, sigue sin dar señales del hombre por el que se pagaron 60 millones de euros (71 millones de dólares) el pasado año para reforzar el gol blanco.