Fuente: Twitter oficial de Jaguares.

La franquicia argentina derrotó 34 a 7 a Sharks y quedó parada en el primer puesto de su grupo, de cara a los próximos playoffs del Super Rugby, donde tendrán la localía para los cuartos de final.

Gran partido se vivió en el José Amalfitani, donde el elenco argentino fue nuevamente muy superior a su rival y pudo conseguir una gran victoria en casa. Siguen de buena racha en este torneo y definitivamente es la mejor temporada en la historia del rugby argentino, donde han quedado dentro de los mejores ocho del certamen.

En Nueva Zelanda y Sudáfrica ya comentan que verían como posible candidato al título a los dirigidos por Gonzalo Quesada, ya que son totalmente firmes en defensa y han encontrado la manera de convertir más de tres o cuatro tries por partido, lo que hace un encuentro difícil desde el arranque para los rivales.

Estos ochenta minutos fueron casi perfectos, debido a que sólo les pudieron anotar un try y casi quedan con el tanteador en cero puntos para ellos. Un 34 a 7 demuestra claramente la superioridad técnica y el buen manejo rápido de balón que pudieron conseguir para romper las líneas y apuntar a generarse los espacios.

Los puntos del local fueron gracias a dos tries de Emiliano Boffelli, dos más de Sebastián Cancelliere y otro de Santiago Carreras. De ellos, tres fueron convertidos por Joaquín Díaz Bonilla, quien además sumó un penal para así quedar bien lejos en el tanteador de este gran encuentro.

Realmente fue un partido de lujo para Jaguares, quienes supieron hacer de la mejor manera su juego y seguir puliendo cada detalle que Gonzalo Quesada está imponiendo. Son uno de los mejores del certamen y sin dudas no dejarán nada fácil a ninguno. La ilusión sigue en pie, en el año de la Copa Mundial del Rugby, a disputarse en Japón.

Los argentinos llegan de la mejor manera a los playoffs y el head coach ya comienza a pensar en un gran recambio para el último partido, cuando enfrenten a Sunwolves en el Amalfitani. Será la última jornada de la fase regular del campeonato, donde seguramente ingresarán varios reelevos para poder dar descanso a quienes más han jugado.

Los cuarenta y un puntos que han conseguido hasta el momento demuestran el gran presente por el que están pasando, ya que en la temporada anterior sólo habían podido conseguir treinta y ocho y era la mejor desde la creación de la franquicia, la cual fue destituida este sábado y quedó marcada en la nueva historia de Jaguares y el rugby argentino.