Los Springboks empataron sobre el final contra los All Blacks

Fuente: Twitter oficial de Springboks.

El seleccionado sudafricano de rugby logró apoyar en el ingoal rival en los instantes finales del encuentro, por lo que consiguieron igualar el tanteador contra los mejores del mundo. El resultado final fue de 16 a 16, por lo que ahora la disputa del título será en la tercera y última fecha del torneo. Los Boks irán contra Los Pumas en Argentina. Australia hará lo propio contra los hombres de negro.

Ambos habían ganado el primer encuentro de la competencia, por lo que este partido sería clave para seguir ilusionados con el título del Rugby Championship. Los All Blacks consiguieron el triunfo ante los argentinos, pero pudieron haber perdido tranquilamente por el excelente juego predispuesto por los de Mario Ledesma. Realmente estuvieron muy cerca de conseguir la victoria histórica y neutralizarlos.

Por el otro lado, los sudafricanos fueron mejores ante los Wallabies en el debut, por lo que lograron doblegarlos en el resultado. El juego y la dinámica que presentaron fue mucho para el equipo australiano, quienes mostraron buenos momentos en los ochenta minutos. Sin embargo, no pudieron hacer más de la mitad de los puntos que recibieron. Se notó la diferencia de intensidad que propusieron ambos y los de África se llevaron el triunfo.

Esta vez chocaban los dos primeros de la tabla. Todo parecía que la victoria sería nuevamente para los oceánicos, quienes perdieron por última vez contra este equipo el año pasado. Sudáfrica es uno de los que más ha hecho frente en la última década. Siempre muestran su fuerza y golpean duro a quienes lideran el ranking mundial. Esta vez no fue la excepción y demostraron nuevamente su poderío.

Los Springboks jugaron de mejor manera los primeros cuarenta minutos, pero luego fueron superados por sus rivales. La excelente actuación de Beauden Barrett como fullback dejó sin chances de ganar en el resultado parcial. Se fueron al descanso 7 a 6. Increíble la explosión de uno de los hermanos neozelandeses, que fue clave para no caer en el tanteador final del duelo.

Nueva Zelanda estaba a punto de llevarse el partido con un resultado de 16 a 9 en ese momento, hasta que Herschel Jantjies logró romper la muralla defensiva del rival y cayó en el ingoal. Pollar convirtió y cerró los ochenta minutos para quedar 16 iguales en el tanteador. Los penales de Mo´Unga y Berret parecían culminar las cosas. Sin embargo, el jugador sudafricano sacó un conejo de la galera.

La mayor alegría que dejan con este resultado es que dependen de sí mismos para ser campeones. Llegarán a Argentina para jugar en el Padre Martearena de Salta, donde les tocará enfrentarse a Los Pumas. El torneo anterior, del 2018, resultó con una cómoda victoria para los sudamericanos en el Malvinas Argentinas de Mendoza. Será un trámite difícil para los africanos, quienes quieren arrebatarle el título a los All Blacks.