Calder Hodge: chico sin piernas entrena con Detroit Lions

Fuente: Twitter Detroit Lions

Detroit Lions se prepara para el inicio de su pretemporada de la NFL, y realizó un entrenamiento a puertas abiertas en su estadio este viernes 2 de agosto. La sesión de la franquicia norteamericana fue protagonizada por Calder Hodge, un chico que aspira a ser el primer quarterback sin piernas de la NFL. El chico tuvo la oportunidad de unirse al entrenamiento del equipo, y la precisión de su brazo asombró a todos.

Origen

Calder Hodge es un chico de 14 años oriundo de Tomball, Texas, quien tuvo el infortunio de nacer sin tibias en sus piernas. A la temprana edad de dos años, sus padres tomaron la difícil decisión de amputar ambas extremidades. Sin embargo, su delicada condición no parece ser un impedimento para cumplir sus sueños, ya que se ha estado entrenando para ser quarterback en la NFL.

A su temprana edad, el joven norteamericano se ha adaptado casi a la perfección a sus prótesis deportivas de piernas, y se ha estado entrenando en el campamento Blitz (clínica privada especializada en el deporte) para ser quarterback. El chico ha desarrollado una asombrosa precisión en su brazo derecho, que ha causado una gran sensación en los fanáticos del fútbol americano.

Sorprendió a los jugadores y a los fanáticos

Calder se presentó en el entrenamiento abierto de Detroit Lions, y el plantel le dio la oportunidad de saltar al emparrillado para demostrar su talento. Hodge recibió el ovoide a 10 yardas de la zona de anotación, y lanzó una diagonal directo a las manos del receptor de los Lions, Marvin Jones, recibiendo una gran ovación del público presente en el estadio, siendo felicitado por los jugadores.

«Me siento más normal cuando estoy jugando al fútbol» fueron declaraciones de Calder Hodge publicadas por la prensa de los Estados Unidos. Los videos del joven discapacitado entrenando con los jugadores de Detroit Lions se han vuelto virales en las redes sociales, y se empieza a barajar la posibilidad de que este llegue a ser el primer quarterback amputado en llegar a la NFL.

Hodge reveló haber tenido una gran admiración desde temprana edad por el quarterback de la Universidad de Houston, Case Keenum, que entrenaba cerca del jardín de infantes al que asistía. El chico estudió la forma en la que el jugador lanzaba el balón y cómo se movía sobre la cancha. Al joven nunca le pasó por la cabeza que no podía llegar a jugar como Case Keenum, teniendo toda la motivación para convertirse en mariscal.

Su madre, Kayla, reveló que se mostró sumamente preocupada cuando Calder mostró interés en convertirse en jugador del fútbol americano, insistiendo en que practicara béisbol. «Estaba realmente preocupada. Me preguntaba ‘¿Cómo funciona esto? ¿Qué sucederá cuando lo golpeen? ¿Podrá levantarse con sus prótesis?’ estaba practicando béisbol, y estábamos cómodos con eso. Dije ‘de ninguna manera'» expresó su madre, quien terminó cediendo ante la insistencia del chico, sabiendo que este es su más grande sueño.