Panamericanos 2019: Descalificación, ridículo y dos renuncias en el básquet femenino

Twitter Oficial Confederación Argentina de Básquetbol

El seleccionado argentino de básquetbol femenino tenía este miércoles una nueva cita con la historia. Luego de una soberbia actuación el pasado martes ante Estados Unidos, las ‘Gigantes‘ buscaban su primer triunfo en estos Juegos Panamericanos 2019. Enfrente estaba Colombia, en los papeles un rival accesible. Claro que cualquier cosa puede suceder en el deporte y si no veamos lo que ocurrió esta tarde.

Ambos combinados estaban listos para dar inicio al vibrante cotejo. Se vivía un clima de fiesta en el Coliseo Eduardo Dibós ubicado en Lima. Pero de golpe, algo inesperado sucedió. Una ‘final’, como se le dice a los partidos determinantes, jamás se disputó. El sueño ‘albiceleste‘ quedó truncado. Es que la selección de nuestro país quedó eliminada por «negligencia logística». Si, creer o reventar.

A minutos de comenzar la acción, las autoridades se percataron de que Argentina tenía puesta su camiseta alternativa azul. El reglamento era claro. El mismo especificaba que era su rival quien vestiría color oscuro. Ante esto, la comitiva celeste y blanca marchó rumbo a la Villa Panamericana en busca del uniforme solicitado. Pero ya era tarde. Luego vendría la descalificación y las posteriores renuncias.

Sí, dos dimisiones. Así lo confirmó la Confederación Argentina de Básquetbol a través de su cuenta oficial de Twitter. «El jefe de equipo Hernán Amaya y la Directora de Desarrollo del básquet femenino, Karina Rodríguez presentaron la renuncia a sus respectivos cargos», manifestó el comunicado. Aún se desconoce si las mismas son a raíz de los hechos, o en repudio a los mismos.

Lo cierto es que su contrincante se mostró firme y pidió los puntos. Pese al esfuerzo de los dirigentes porque el resultado se decide dentro del campo de juego, el rival tenía otros planes. «Colombia no accedió a jugar el partido igual y, de esta manera, Argentina pierde los puntos del partido quedando eliminada de los Juegos Panamericanos«, agregó con sumo lamento el ente que rige el básquet en el país.

Los rostros de las representantes argentinas lo decían todo. Tristeza, desazón e impotencia se vislumbraban en los ojos de cada una de las protagonistas. Todo el trabajo de meses echado por la borda. Esta derrota significó la eliminación del conjunto que dirige técnicamente Juan Boadaz. Cabizbajas y sin dar declaraciones, así se fueron Andrea Boquete y compañía del estadio.

Los aficionados furiosos con la Confederación Argentina de Básquetbol

Una vez confirmada la noticia en las redes sociales, el público argentino explotó. No por la eliminación en sí, sino por el destrato hacia las jugadoras. Y hacia el deporte femenino en general, que últimamente pelea contra viento y marea para ser reconocido como lo merece. «No hay una justificación que sea válida para lo que acaba de suceder… un papelón internacional y peor aún, una tremenda falta de respeto para esas 12 jugadoras que hace dos semanas están en Lima esperando este momento», lamentó un fiel seguidor de las ‘Gigantes‘.